A lo largo de estos últimos meses que he pasado este año redactando artículos, he podido ver todo tipo de wearables. He escrito acerca de cámaras deportivas, algunos artilugios enfocados al mundo de las mascotas y nuestros animales de compañía, pasando por pulseras cuantificadoras de toda índole.

Esta pulsera es un wearable que mezcla distintas tecnologías

El wearable del artículo de hoy entra en la categoría de productos extraños y que, por necesidades tecnológicas actuales, seguramente no tenga un hueco muy importante en el mercado actual. ¿Quieres descubrir que es Cleep?

Una pulsera y una cámara

Sí, has podido leer perfectamente. Con Cleep tienes las ventajas de una pulsera cuantificadora, con la particularidad de incorporar un elemento multimedia adicional que rara vez suele verse en este tipo de productos. Yo, de hecho, no recuerdo ninguna pulsera que tenga la capacidad de obtener fotografías y vídeos.

La idea detrás de este artículo la comenta el fundador de la compañía e ideólogo del aparato, Giulio Cesarelli, en el vídeo que puedes ver en la propia web. El resumen sería, de acuerdo a su página:

Cleep es la cámara de alta definición que posibilita que saques fotografías y vídeos desde tu muñeca. Nace para satisfacer la necesidad de capturar momentos inolvidables sencillamente y sin manos.

Esta es la pulsera con cámara denominada Cleep. Kickstarter

Existen cuatro razones por las que la empresa cree que su producto podría funcionar. La primera es que, de esta manera, no es necesario utilizar un teléfono móvil o una cámara para capturar momentos especiales. Por otro lado, y siguiendo el anterior argumento, no necesitas utilizar tus manos para sacar fotografías, ya que Cleep está siempre en tu muñeca. ¿Quieres más razones?

La cámara incorporada es de fácil manejo

Este wearable, al tener incorporada una cámara con un ángulo de visión de 150 grados, posibilita que no sea necesaria una pantalla para visualizar lo que vas a retratar o grabar. Por último, los creadores aseguran que es sencillo de utilizar con un simple toque en la pulsera.

Una pulsera con las características habituales

La primera utilidad, y de la que ya te he hablado, es la posibilidad de tomar fotografías con la cámara de 13 megapíxeles incorporada y vídeos en alta resolución. Al grabar estos últimos, lógicamente, incorpora micrófono. ¿Quieres sacar una fotografía? Pon la pulsera a la altura del pecho, ella misma detectará el movimiento y se encenderá, y pulsa para sacar tu instantánea.

¿Y si lo que quiero es grabar un vídeo? Una doble pulsación activará, después de una corta vibración y un LED rojo encendido, el modo vídeo con 9 segundos por defecto. Si quieres grabar más tiempo, no tienes más que mantener la pulsera pulsada.

Una aplicación para smartphones unirá la pulsera al teléfono

La tecnología bluetooth que incorpora la pulsera posibilita que puedas conectarla a tu smartphone, porque no dudo que la cámara de este wearable sea más cómoda para tomar imágenes, pero siempre necesitarás algo de ayuda de otro dispositivo para poder verlas y, sobre todo, compartirlas. Además, como suele ser habitual en estos casos, también existirá la aplicación para dispositivos móviles, tanto Android como iOS, correspondiente donde podrás descargar las imágenes y vídeos obtenidos en tu smartphone.

Cleep está realizada en una resina flexible. Kickstarter

Una pulsera con tecnología no sería lo mismo si no permite contabilizar el ritmo de vida que llevas. En este caso, Cleep, gracias al acelerómetro incorporado, da la opción de realizar un seguimiento de la actividad física. Aunque según se puede leer en su página web y observar en el vídeo de presentación, es una función a la que no dan demasiado importancia, con lo que me temo que no será el producto recomendable para aquellos aficionados al deporte.

Si a la ecuación de teléfono móvil y pulsera cuantificadora le añades un motor de vibración, es obvio que obtendrás avisos de llamadas, mensajes de WhatsApp de tu grupo de amigos o, función muy útil en la mayoría de wearables, alarmas silenciosas que solamente el usuario notará.

La batería es uno de sus puntos negativos

La batería de Cleep es recargable a través del puerto Micro USB y, aunque no indican los mAh de los que dispone, resulta válida para sacar 100 fotografías o un máximo de 30 minutos de vídeo. Parece que será un producto con una batería un tanto escasa, aunque eso tiene su contrapartida en que será rápidamente cargada. La empresa indica que solamente hará falta una hora para que vuelva a recobrar toda su energía.

Para acabar, te diré que su memoria interna es de 8 GB, aunque es ampliable a través de tarjeta SD. Cuenta con certificación IP67, lo que la convierte en resistente al polvo y sumergible en el agua hasta un metro de profundidad.

Precio y disponibilidad

Al ser un producto ofertado por primera vez en Kickstarter, la disponibilidad no será inmediata, Si decides apostar por Cleep, tendrás que esperar hasta julio del próximo año para que llegue a tu domicilio. ¿Cuál es el precio del modelo básico? Hacerte con una pulsera cuantificadora y con cámara te costará, en la actualidad, 129 dólares, 109 euros o 2.441 pesos mexicanos.

Veremos si el producto tiene una buena aceptación en el futuro. De momento ha superado los 30.000 dólares que tenía como objetivo, aunque ese dinero solamente proviene de 85 personas que se han tirado a la piscina de Cleep. ¿Crees que el producto triunfará o, sin embargo, será un recuerdo curioso dentro de unos años?