De manera definitiva, la robótica sigue su curso, aunque quizás no es el que muchos esperábamos a esta altura de siglo. Si a finales del siglo XX nos hubiesen preguntado acerca de cómo sería el futuro en el año 2020, desde coches voladores hasta robots capaces de prepararnos la cena habría salido en la acalorada discusión. Si hacemos el mismo ejercicio ahora, imagina la tecnología que tendremos dentro de 20 años, seguramente nos equivoquemos en nuestros pronósticos. Sea de la manera que sea, la robótica sigue intentando entrar en nuestros hogares y productos como el que te voy a presentar a continuación van por el buen camino.

Diversión y experiencia digital para los más pequeños de la casa

En primer lugar, creo que deberías empezar visualizando el vídeo que te dejo sobre estas líneas. Habría que decir que este robot de nombre Clicbot quiere ser una compañía educativa y divertida para que los niños y niñas empiecen a sentir curiosidad por el mundo digital. Al igual que muchos de sus competidores, ya tengan forma de perro, gato o de diminuta bola, este dispositivo es capaz de interactuar con el usuario que tenga delante. La personalidad del robot, tal y como indican en la página web creada para financiar el proyecto, mejorará según vayamos enseñando al mismo aquello que queramos que aprenda.

La versatilidad del dispositivo evita el aburrimiento en los niños y niñas de la casa

Uno de los aspectos que más destacaría de Clicbot es la posibilidad de ser configurado de distintas maneras, tantas como imaginación tengas. Si has visto el vídeo de presentación, habrás observado que el robot puede adoptar forma de brazo mecánico, la imagen de un extraño coche teledirigido, un raro perro digital o, por ejemplo, un ser bípedo con movimientos lentos pero seguros. De hecho, gracias a este tipo de transformaciones, sabemos que Clicbot puede caminar, rodar, escalar, bailar o, incluso, dibujar.

Empezar a programar desde pequeños podría ser una gran ventaja en su futuro profesional

Como dispositivo que utiliza la inteligencia artificial para ir ganando características con el paso del tiempo, este robot puede mostrar, a su curiosa manera, distintos sentimientos, si es que esta palabra es admisible en este caso. Si tapas la pantalla del dispositivo, éste intentará desviarse para evitar este bloqueo, si la acaricias, el robot parecerá que se siente agusto y si lo sitúas en su base de carga, la emoción embargará al dispositivo. Como en la mayoría de robots, uno de los puntos fundamentales para su adquisición es intentar inculcar en los más pequeños la cultura de la programación, aunque sea de una manera simple. De hecho, en esta ocasión, el programa utilizado está basado en uno similar, propiedad de Google, y que se denomina Blocky.

Características, precio y disponibilidad de Clicbot

Es verdad que este producto es algo realmente distinto a lo que estamos acostumbrados, si es que estás habituado a leer acerca de estos ingenios. El robot se compone de distintas partes, que pueden ser ensambladas y gestionadas para que realicen distintas actividades. Además, el dispositivo cuenta con sensores táctiles, una pantalla circular, reconocimiento facial, control gestual, indicador de batería y luz para habilitar la cámara del producto. Un micrófono, conexión USB Tipo C y la opción de apagar o encender el robot desde su parte trasera, conforman el resto de especificaciones destacables.

Clicbot es muy caro, aunque tú sabrás si compensa a cambio de diversión y aprendizaje

Si te interesa este producto y quieres saber cuándo podrías tenerlo en tu casa, debes saber que las primeras unidades comenzarán a ser enviadas a sus dueños a partir del mes de junio y lo harán a nivel mundial. Si quieres la edición básica, aquella que se compone del cerebro, cuatro juntas, el esqueleto, dos ruedas, un soporte para el teléfono, otro soporte adicional y la aplicación para dispositivos móviles, deberás desembolsar 276 euros, sin incluir los gastos de envío. Si decides que quieres comprar la versión más completa, que también incluye sensores y un mayor número de juntas y ruedas, deberás gastarte, como mínimo, 460 euros. Clicbot es caro, pero la cantidad de funcionalidades que aporta puede ser un factor diferencial para el aprendizaje de tus hijos.