La pantalla de tu portátil puede ser más que suficiente si vas a realizar una tarea sencilla, pero, ¿qué pasa si requieres ejecutar alguna acción multitarea? Tal vez la mejor opción sea conectarte a un monitor o algún otro tipo de pantalla externa.

Afortunadamente cualquier computadora portátil moderna y barata debería poder conectarse a un monitor sin mayores inconvenientes. Y si estás preguntándote cómo hacerlo, has llegado a lugar indicado, ya que aquí te mostraremos cómo conectar tu portátil a una pantalla externa.

Qué debes tener en cuenta antes de conectar tu portátil a una pantalla

Antes que nada debes saber que la conexión de tu ordenador portátil a una pantalla externa va a depender del tipo de salidas de vídeo que posea, y estas pueden variar de un modelo a otro. Estos son algunos de los puertos o conectores que puedes encontrar en tu portátil:

  • Puerto analógico VGA o DVI: El VGA es un conector antiguo, que se puede distinguir por su entrada de tres hileras de pequeños hoyos. A diferencia de este, los DVI son más actuales y soportan señales digitales y análogas.
  • HDMI: Los cables HDMI ofrecen un mayor rendimiento, tomando en consideración el hecho de que cuentan con soporte para audio y video de alta definición en el mismo cable. Varían de tamaño entre Estándar, Micro y Mini, según sus resoluciones y tamaño de puerto.

  • Thunderbolt: Este conector es una innovación de Intel y Apple que ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Su versión de interfaz más moderna es la Thunderbolt 3 también es conocido como USB-C, que puede ser dos veces más rápido que el Thunderbolt 2 y cuatro veces más rápido que la versión original.
  • DisplayPort: Es otro estándar de conexión de vídeo que está disponible en dos formatos, DisplayPort Estándar que fue desarrollado por la Asociación para Estándares Electrónicos y de Video VESA y el Mini DisplayPort, desarrollado por Apple.

También debes saber que existe una variedad de adaptadores para convertir el cable que tengas en el que necesitas. Además, para realizar una tarea en particular, como por ejemplo, transmitir audio y video a una segunda pantalla, son más recomendables los cables HDMI que los VGA. Si te interesa solo el video, puedes usar cualquiera de las dos opciones. Una vez que ya sepas lo que quieres, es momento de detallar los pasos para comenzar a conectar otra pantalla a tu ordenador.

Determina que tipos de puertos de vídeo tiene tu portátil

Lo primero que debes hacer es asegurarte de conocer los puertos de video que tiene tu computadora portátil. Para ubicarlas, puedes guiarte a partir de tu tipo de ordenador y los puertos de los que disponga, los cuales pueden estar en la parte de atrás del dispositivo o a uno de sus lados. Una vez que ya sepas el cable que debas usar, es momento de ir al siguiente paso.

Conecta el cable a tu portátil y luego a la pantalla o monitor

Puede parecer bastante obvio, pero este es, tal vez, el paso más importante. Después de conectar correctamente el cable en ambos extremos, debes tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Si usas Windows, sencillamente presiona las teclas WIN+P, para abrir el menú que te permitirá configurar la pantalla (este saldrá del lado derecho de tu portátil).
  • En caso que no la reconozca automáticamente, y no veas nada en pantalla, haz clic derecho en tu escritorio y selecciona la opción Configuración de Pantalla.
  • Si usas Apple, tu portátil va a detectar de forma automática la pantalla externa.
  • En caso contrario, puedes seleccionar la opción Detectar pantalla, dentro del panel de Ajustes.

Ajusta tu pantalla

Ahora es momento de ajustar la pantalla de tu portátil, según tus necesidades. Después de que tu dispositivo haya reconocido la nueva pantalla, puedes elegir entre usar solo la pantalla de la computadora, duplicarla, ampliarla o solo ver la segunda pantalla. Sea cual sea la opción que elijas, solo tendrás que hacer clic sobre el botón Aplicar, para guardar los ajustes.

En este caso, lo ideal es conseguir que ambas imágenes sean ampliadas en la mejor resolución posible para que así encajen perfectamente en la pantalla. Para ello, debes comprobar la resolución original de cada pantalla por separado. Si tienes una pantalla externa de alta resolución, puede que necesites seleccionar la opción Cambiar el tamaño del texto en tu portátil para facilitar el ajuste.

Recuerda tener en cuenta estos consejos al momento de conectar tu portátil a una pantalla externa para que puedas hacerlo como todo un profesional, y si lo deseas también puedes evitar que la pantalla de tu portátil se suspenda o se apague al cerrarla.