En lo que respecta a seguridad y privacidad, la mayoría de los usuarios vivimos como en el mito de la caverna de Platón: totalmente a oscuras. Solo nos damos cuenta del desastre cuando ya es demasiado tarde y evidente. Con filtraciones, como la que destapó lo de Cambridge Analytica y Facebook o directamente con un extracto bancario, un bloqueo de cuenta o un ordenador lento y que no se enciende.

Los antivirus constituyen un buen vigía para el software de nuestro equipo, sin embargo el malware actual (como siempre) suele ir por delante. A las amenazas conocidas como virus, hay que añadirles otras propias de la era global, como el phishing o suplantación de identidad, el robo de contraseñas y la compraventa de datos personales que nosotros mismos proporcionamos de buen agrado.

Las amenazas son muchas, pero al menos una de ellas ya podría estar resuelta. ¿Cómo saber si me han robado mis contraseñas? Muy sencillo: con una nueva extensión de Google Chrome completamente gratis llamada PassProtect.

Averiguar la seguridad de tu contraseña nunca había sido tan sencillo

PassProtect ha sido desarrollada por la firma Okta y aunque actualmente solo está disponible en el navegador Google Chrome, sus creadores afirman que muy pronto lanzarán una extensión similar para Mozilla Firefox y en forma de app para que instales en tu teléfono móvil.

Del mismo modo, también ha liberado el código, de modo que otros desarrolladores puedan instalarlo en sus páginas web para que aconsejen a sus usuarios sobre la importancia de elegir una contraseña robusta, aunque recuerda que no hay nada 100% seguro.

Entrar a tu cuenta es mucho más fácil para los hackers de lo que crees. The Atlantic

¿Cómo instalar y usar PassProtect?

Como explican en Daily Mail, PassProtect informa a los usuarios de si sus contraseñas han sido expuestas a una brecha de seguridad, posibilitando el robo de datos.

Para instalarlo, solo tienes que abrir Google Chrome y descargar la extensión PassProtect desde la Web Chrome Store. En cuestión de segundos estará listo para ser usado.

Navega como siempre hasta que llegues a una web en la que tengas que introducir tu contraseña. Escríbela y pulsa enter. En ese momento, una ventana aparecerá y te avisará sobre la seguridad de tu contraseña.

En caso de que haya sido encontrada en brechas de seguridad, te advertirá sobre la necesidad de cambiarla por otra más segura. Si ignoras su advertencia, PassProtect no volverá a aparecer en esa página.

Interfaz de PassProtect. Chrome Web Store

¿Cómo funciona PassProtect?

Pero, ¿cómo sabe que una contraseña es segura o no? Porque la compara con la base de datos de Have I Been Pwned?, un servicio gratis que comprueba si las credenciales de una cuenta han sido obtenidas por hackers o filtradas en brechas de datos. Esta base de datos ya cuenta en su haber con 500 millones de contraseñas inseguras.

Para proteger tu identidad y la potencial seguridad de tu contraseña, PassProtect emplea un algoritmo que la encripta, convirtiéndola en otra cadena de caracteres, según leemos en CNET.

A continuación, envía los primeros cinco caracteres a la base de datos de Have I Been Pwned y esta devuelve los resultados que encajan para que sean comparados con tu contraseña encriptada.

Esta extensión ha sido desarrollada para salvaguardar tu contraseña, por lo que tu password como tal nunca abandonará tu equipo, minimizando los riesgos.

¿Cuáles fueron las contraseñas más comunes de 2017?

Sabemos que hoy en día elegir una buena contraseña es muy complicado: tenemos muchas cuentas, poco tiempo y menos memoria para recordarlas todas. En todo caso, aquí tienes una buena guía para dar con una contraseña robusta y poder gestionarlas todas.

Un estudio reciente ha revelado cuáles son las contraseñas más comunes del año 2017. En general, has de tener en cuenta que no debes haberla creado a partir de tu vida amorosa, marcas, cultura pop o equipos de fútbol.

Así, en este ranking se encuentran clásicos como "iloveyou", "Ferrari", "cocacola", "Playboy", "Pokemon", "Superman", "Nirvana", "Liverpool" o "Barcelona". Esperemos que la tuya no esté entre ellas.