El selfie se ha adueñado del mundo o, al menos, de las redes sociales. La fotografía a uno mismo está de moda y solo nos queda aceptarlo. La principal ventaja de este tipo de fotografía está clara: no necesitas a nadie para retratarte en ese lugar tan bonito que estás visitando, o para enviarle una foto a tu madre para confirmarle que estás bien cuando andas lejos de casa.

Útiles herramientas han salido al mercado durante estos últimos años para facilitarte hacerte una foto a ti mismo. ¿Quién no conoce los famosos palos de selfies? Su precio no era muy caro, lo que provocó que todo el mundo tuviese uno.

Sí, ya hemos comprobado que hacerse un selfie es muy fácil, pero ¿nadie habla de sus inconvenientes? Es difícil salir bien cuando te haces una fotografía a ti mismo, parece que el selfie se empeña en acentuar esos defectos que no te gustan. "Mi nariz no es así, la frente me sale deformada… ¡qué orejas tan pequeñas!", piensas cuando ves el resultado.

No te preocupes más, vas a poder hacerte el selfie perfecto gracias a Princeton

Está claro que los selfies no son muy recomendables si quieres salir bien en los recuerdos que verás dentro de unos años, aunque puede que esto vaya a cambiar muy pronto gracias a un invento de la Universidad de Princeton que te encantará.

Si eres uno de los apasionados de los selfies, la herramienta de la que te hablamos hoy en Urban Tecno te será muy interesante. Vas a poder hacerte el selfie perfecto en poco tiempo y nosotros te explicamos cómo y por qué.

Una investigación que cambia su rumbo

Princeton

Los investigadores de la Universidad de Princeton estaban embarcados en un viaje muy interesante para crear modelos de cabeza en 3D. Para ello, utilizaban datos de la Universidad de Zhejiang, donde cuentan con una base de datos de 150 personas fotografiadas en 20 poses diferentes.

Con esas imágenes, los expertos creaban puntos de referencia para poder realizar posteriormente los moldeados. Tratando con una de las cientos de imágenes, el programa que utilizaban les dio una grata sorpresa, que también será beneficiosa para ti.

Las pruebas que estaban haciendo en la Universidad de Princeton cambiaron totalmente de rumbo cuando subieron un selfie al programa. Aparentemente, el software se comprimió y comenzó a modificar los rasgos de la persona, mejorándolos sin ninguna duda.

El software perfecto para el selfie perfecto

Desde Princeton han dado con el algoritmo perfecto que no debe faltar en ningún smartphone. Como decíamos anteriormente, en los selfies, los rasgos faciales no salen retratados bien, aunque esto va a ser una preocupación de que la que vas a poder olvidarte.

La universidad ha lanzado una versión beta para que pruebes ya esta increíble herramienta

Por un lado, el software en cuestión se encarga de mejorar tus rasgos, pero esta no es su única función, según Muy Interesante. El programa informático también es capaz de corregir los ángulos del selfie y hacer que parezca que un fotógrafo profesional te ha hecho la foto. ¿Cómo consigue este efecto?

Esta herramienta corrige los ángulos y la altura del selfie que te acabas de hacer de forma perfecta, por lo que nadie dudará de que esa foto tan bonita te la ha sacada un auténtico experto en fotografía. Las mejoras son tantas en la imagen que puede llegar a parecer una foto tridimensional, aunque sin perder el realismo, como confirma Ohad Fried, uno de los responsables de la investigación:

Aunque vivimos en la era del selfie, mucha gente no se da cuenta de lo poco que estos autorretratos se parecen a la persona fotografiada debido a que la cámara está muy cerca. Ahora que la gente puede editar tantos aspectos de una foto desde sus teléfonos, hemos querido dar una forma rápida de mantener el realismo.

Imágenes en movimiento como en Harry Potter

Si eres fanático de la saga de Harry Potter, como nosotros, sabrás que hay un detalle en la película que nos encantaría poder usar en la vida real. El Profeta, periódico del universo fantástico, era una ventana a las fotografías en movimiento. ¿Sabes de qué se trata?

En las películas protagonizadas por el mago adolescente más famoso de la historia, era habitual ver estas imágenes dinámicas, que crearon interés en todos los espectadores, que desearon poder salir algún día en imágenes del mismo estilo. Parecía algo muy complicado, pero el software del que te hablamos en este artículo podría conseguirlo.

Según leemos en la información revelada por el propio centro, el programa en el que están trabajando puede dar lugar a fotos "en vivo" que se mueven, similares también a los cuadros colgados en las paredes de Hogwarts.

Ohad Fried, uno de los líderes del estudio, ha publicado un vídeo en YouTube donde se explica cómo funciona la herramienta que permite hacer el selfie perfecto:

Por el momento, los investigadores siguen trabajando en este software y no se atreven a confirmar que el mismo se vaya a convertir en una app o vaya a ser comercializado de alguna forma. Como decimos, el desarrollo sigue su curso y podría acabar muy bien… o muy mal.

Pero no te preocupes, ya que existe una forma de utilizar ya esta herramienta y ha sido facilita por los propios creadores. Te advertimos que solo se trata de una versión beta, por lo que las funciones todavía no están perfeccionadas, ni mucho menos. Dejando este inconveniente atrás, ya puedes conseguir el selfie perfecto (o casi) en este enlace.