Cuando hablamos del hard reset del Nokia Lumia hay que tener en cuenta que hay situaciones donde un terminal puede tener problemas y no queda otra que realizar un reset. Así, los terminales con Windows Phone, al igual que otros sistemas operativos para móviles, soporta diferentes niveles de reset.

Partiendo de un reinicio suave, a otros con mayores implicaciones donde el teléfono vuelve a la configuración inicial. A continuación os detallamos los diferentes tipos y los pasos a seguir para realizarlos.

Si bien Windows Phone 8.x actualmente no cuenta con soporte, todavía hay usuarios que tienen un terminal con dicho sistema operativo móvil. Windows Phone 8.x es bastante estable.

Nokia Lumia 1520.

Ahora bien, algunas veces el dispositivo puede dejar de responder (normalmente debido a alguna aplicación), u otras porque el problema es más grave y pensamos que pueda tener una corrupción software en el terminal o simplemente queremos borrar todo el contenido del teléfono.

Soft reset, limpiamos levemente

En este caso aplica cuando el teléfono se queda bloqueado y no responde a ninguna acción. Por supuesto, lo primero que probaremos es a mantener pulsado el botón de apagado durante varios segundos para ver si así el teléfono realiza un apagado ordenado. Si el teléfono sigue sin responder, para aquellos teléfonos que tienen batería extraíble, basta con seguir los siguientes pasos (que creo que todos habremos realizado alguna vez):

  • Abrir el terminal (quitando la carcasa que sea necesaria).

  • Sacar la batería para dejar al teléfono sin alimentación.

  • Esperar unos segundos para que el teléfono se descargue totalmente.

  • Volver a poner la batería y la carcasa correspondiente.

  • Encender el teléfono normalmente.

Esto está muy bien para los teléfonos que tienen la batería extraíble. Pero, como sabemos, Nokia se ha hecho famosa fabricando teléfonos resistentes gracias a su cuerpo de policarbonato (por ejemplo, el Nokia Lumia 920) y que no es nada sencillo extraer la batería. Entonces, para estos teléfonos, ¿cómo lo hago?

Nokia Lumia 520.

Existe una manera que consiste en pulsar simultáneamente el botón de encendido/apagado junto con el botón de bajar volumen durante unos 10 segundos. Notaremos que el teléfono vibra, y ahí es cuando ya podemos soltar los botones.

Con una combinación de botones hacemos un soft reset.

El resultado es que el teléfono se reiniciará arrancando como si hubiera estado apagado. Podemos decir que es análogo a los antiguos botones de reset de los ordenadores que provocaban un reinicio inmediato del ordenador. Con este método, la información que tengamos en el teléfono no debe verse alterada.

Hard reset, limpieza completa

Con este tipo de reset el teléfono vuelve a su configuración inicial tal y como cuando lo sacamos de la caja y realizamos el arranque la primera vez. Es por ello que también es conocido como restablecer la configuración inicial o restablecer la configuración de fábrica.

Durante el proceso, se produce un borrado total de todos los datos que tiene el terminal. Por tanto, lo podemos aplicar tanto cuando tengamos un problema en el teléfono que sospechemos relacionado con el software, o también cuando el teléfono vaya a cambiar de dueño, proporcionando así al antiguo propietario un método para eliminar la información, y al nuevo comenzar la configuración personal desde cero.

Es el procedimiento recomendable si vuestro terminal arranca y es funcional. Recordad que antes de proceder a este tipo de reseteo, podéis realizar una copia de seguridad para luego proceder a restaurarla y mantener así configuraciones como cuentas, Tiles, configuraciones, etc. Todo este sencillo procedimiento os lo detallamos en el vídeo justo encima de este texto.

Antes de hacer un hard reset es importante hacer una copia de seguridad

RECOMENDACIÓN: Parece que la duración del procedimiento de hard reset está ligado con la cantidad de información que tengáis en vuestro teléfono. Por ello, a que se va a borrar todo, es mejor que vosotros mismos borréis todas las fotos, música y vídeos e incluso programas instalados para reducir el tiempo del propio hard reset.

El primer método es el que proporciona el propio Windows Phone. Es tan sencillo como ir a Configuración, luego desplazarnos a Información del teléfono, y pulsar en Restablecer configuración inicial.

Nokia Lumia 735.

El segundo método se puede aplicar a aquellos terminales que no son funcionales y que por lo tanto no permiten ni llegar al menú indicado. Así, solo nos queda aplicar un método mediante combinación de teclas para intentar solucionar el problema. El método será distinto para Windows Phone 7.x que para Windows Phone 8.

Hard reset con Windows Phone 7.x

Este método aplicará a Nokia Lumia 900, Lumia 800, Lumia 710 y Lumia 610. Para este tipo de reset tendremos dos pasos. Comenzamos con el teléfono apagado y mantendremos pulsados a la vez los botones de bajar volumen, el de la cámara y por último el de encendido/apagado. Después de unos segundos el teléfono vibrará.

En ese momento que el teléfono vibre, soltaremos el botón de encendido/apagado y mantendremos pulsados los otros dos (bajar volumen y cámara) unos cinco segundos. El teléfono debe arrancar volviendo a la configuración de fábrica.

Hard reset con Windows Phone 8

Este método aplica a los modelos Nokia Lumia 920, Lumia 820, Lumia 720, Lumia 620, y Lumia 520, entre otros. Así, al tener Windows Phone 8, el método varía, y será el siguiente:

  • Teléfono apagado por lo menos unos 20 segundos.

  • El cargador debe estar desconectado.

  • Pulsar la tecla de bajar volumen, mientras conectas el cargador. A los pocos segundos aparecerá una exclamación en la pantalla. (Si el móvil tiene suficiente batería, podemos encender el terminal con el botón de encendido, en vez de conectarle el cargador).

  • En ese estado, pulsar las siguientes teclas en orden:
  1. Subir volumen.
  2. Bajar volumen.
  3. Encendido.
  4. Bajar volumen.
  • Después de la secuencia de botones el teléfono debe comenzar el borrado y restauración a la configuración de fábrica.

Resumen

Esperemos que no tengáis que utilizar estos métodos en vuestro terminal a no ser que sea por voluntad propia. Pero desde luego, hay veces que son necesarios y viene muy bien tenerlos a mano. Sobre todo, antes de realizar ninguna de las acciones, leer bien la guía y comprender las consecuencias que puede tener respecto al borrado de datos.