Al pensar en San Francisco, una de las ciudades estadounidenses con más relevancia, es irremediable que se nos vaya la mente hacia el puente Golden Gate, gran icono de esta urbe. Esta construcción es el elemento más reconocido del paisaje de San Francisco, y cada año son millones las visitas de turistas que recibe. Sin embargo, las cosas van a cambiar.

La ciudad norteamericana ofrece unas vistas increíbles, con un potente skyline que hace las maravillas de todo el que lo ve. Torres de cientos de metros de altura se elevan entre otros edificios y constituyen uno de esos panoramas que te quedan con la boca abierta.

El skyline de San Francisco también se ve afectado por la tecnología que domina la ciudad

Pero San Francisco no solo se caracteriza por su skyline, sino que también es conocida por ser la ciudad mundial de la tecnología. Apple o Google son algunas de las grandes compañías que tienen sus centros en esta península. Una buena definición para esta ciudad es la de "capital de la tecnología", como ya afirmaba el medio América Economía en 2010.

Sin embargo, hay muchos ciudadanos a los que no les gusta el impacto de la tecnología en San Francisco, como bien explicaba la cadena BBC en 2016. Según estas quejas, el dinero proveniente del sector tecnológico está acabando con la verdadera identidad de la ciudad, y reclaman la vuelta de la misma antes de que se pierda para siempre.

Desgraciadamente, parece que va a pasar todo lo contrario, ya que, desde hace unos años, la tecnología ha despuntado en el skyline de la ciudad en forma de un impresionante rascacielos. ¿Qué supone la construcción de esta torre? ¿Ha transformado realmente el skyline de la ciudad?

Una premisa pasada rota

"Detenedlos de enterrar nuestra ciudad bajo un horizonte de lápidas. Nuevos estudios han demostrado que cuanto más construimos edificios altos, más caro se vuelve vivir aquí", decía el diseñador Alvin Duskin en 1969 cuando se conoció que se iba a construir la Pirámide Transamerica en San Francisco.

Tal y como explica el diario Boston Globe, los rascacielos tardaron mucho en llegar a la ciudad de la tecnología. Hace unas décadas, los ciudadanos no vivían muy alejados del suelo y la construcción de cualquier rascacielos era muy rebatida.

Embarcadero de San Francisco, en 1982. Wikimedia Commons

La presencia de rascacielos en un skyline dice más de una ciudad de lo imaginable. Poder, dinero, superioridad frente a otras urbes… Estas imponentes torren atraen tu atención en pocos segundos y hacen que te olvides del resto del paisaje.

Pese a estas características, San Francisco no contaba con muchos edificios que sobresaliesen entre el resto, aunque la naturaleza de la ciudad inició su cambio en 2013. Esta ruptura tiene nombre, Salesforce Tower, y causa, la tecnología.

Un rascacielos para dominar el skyline

Los 326 metros de altura de la Salesforce Tower le han permitido romper el récord de la máxima altura de una construcción en San Francisco, que llevaba vigente casi medio siglo. Ignorar esta torre es prácticamente imposible, ya que es visible desde cualquier punto de la capital de la tecnología.

Salesforce.com, la compañía que da nombre a esta torre, tiene su sede en la misma ciudad y cuenta con un futuro muy prometedor gracias a su importante trabajo de almacenamiento en la nube y al software CRM, que, como explica el blog HubSpot, permite a las empresas rastrear cada interacción de sus clientes.

El skyline de San Francisco va a tener un cambio muy importante a causa de la tecnología. Curbed San Francisco

Como puedes ver en la imagen anterior, no hay ninguna duda de que la Torre Salesforce es la verdadera reina del skyline de San Francisco. Además, sirve como ejemplo claro de cómo la tecnología se ha adueñado de una ciudad que ya tiene 79.129 trabajos dedicados a la alta tecnología, según informa The New York Times, el triple que hace una década.

Muchas de las oficinas existentes en San Francisco están dedicadas en cuerpo y alma a la tecnología, ese sector que está tan presente en nuestras vidas. La ciudad estadounidense se ha convertido en La Meca de la tecnología y cada vez son más personas las que se trasladan a la misma para lograr cumplir su sueño.

_"El crecimiento se alimenta de sí mismo. Los trabajadores tecnológicos se sienten atraídos por las grandes oportunidades en la ciudad, y la oferta de trabajadores significa que más compañías tecnológicas vienen aquí.", explica el analista Colin Yasukochi a The New York Times.

Salesforce Tower se alza entre los edificios de San Francisco con sus 326 metros de altura

Pese a la creciente importancia de la tecnología en San Francisco, la construcción de una torre tan imponente liderada por la compañía Salesforce.com no ha sido bien recibida. Algunos medios como San Francisco Chronicle la han definido como "provocativa" y enumeran incluso 5 razones para explicarlo.

Las críticas no han logrado frenar el desarrollo del rascacielos, cuya primera piedra se puso en 2013 y cuyo final está planificado para este 2018. No hay duda de que la Salesforce Tower, con 30 plantas por el momento dedicadas a la tecnología, seguirá levantando pasión y odio entre todo el que la vea.

La conclusión ideal a este artículo es la pregunta planteada por Alison Isenberg, profesor de Historia Urbana en la Universidad de Princeton: _"Ahora la discusión se convierte en ¿es solo un edificio que es más alto que los que ya teníamos o plantea nuevas preguntas sobre la naturaleza de la ciudad?".