Desde la aparición de los primeros smartphones con Android, allá por el año 2008, muchas cosas han cambiado. El mundo de la tecnología en general se ha desarrollado mucho, y el ámbito de la telefonía móvil en particular no iba a ser menos.

Los smartphones más potentes de hace 6 o 7 años apenas podrían pasar por un gama baja hoy en día, y esto es algo bueno. Significa que la tecnología avanza sin descanso, y esto se traduce en que puedes obtener más por menos. De esto precisamente hablaremos hoy. A continuación conocerás los motivos por los que no necesitarás adquirir un gama alta cuando renueves tu teléfono móvil.

Hasta la gama baja rinde muy bien

Como puedes suponer, todos los componentes del hardware de un teléfono móvil han mejorado mucho desde sus primeros tiempos. Los microprocesadores son cada vez más potentes, y hasta los smartphones más económicos pueden mover con dignidad aplicaciones muy exigentes.

No necesitas un gama alta para ser feliz

Además, no sólo han mejorado en potencia, sino que cada vez son más eficientes, gestionando con gran acierto la energía eléctrica de la batería. Por otro lado, debes tener en cuenta que el hardware no es lo único importante, y que el software también es responsable de las innumerables mejoras que han sufrido estos dispositivos con el paso de los años.

Las nuevas versiones de Android permiten un mejor rendimiento con una menor potencia, y esto es un punto muy importante. No siempre es así, pero los móviles de gamas medias bajas o directamente bajas, deberían contar siempre con Android en su versión pura, lo que les otorgaría fluidez y una buena experiencia de usuario. Al fin y al cabo, creo que esto es lo más importante.

Casi cualquier teléfono móvil, por sencillo que sea su hardware, puede dar una experiencia decente, y eso es algo que debes agradecer a los avances que ha experimentado Android durante los últimos años. El sistema de robot verde con capas personalizadas por los fabricantes es lo más habitual, aunque a la mayoría nos guste Android puro.

Android en su estado puro, como en el Motorola Moto G5, será siempre la mejor opción. Andro4all

Poco a poco decimos adiós al plástico

No hay ninguna duda de que los terminales más caros del mercado poseen los mejores diseños y la mejor construcción, no hay más que fijarse en dispositivos como el Samsung Galaxy S8, el LG G6 o el HTC U11.

Sin embargo, también es cierto que paulatinamente estamos diciendo adiós al plástico en el terreno de los smartphones. Los buenos diseños y los materiales metálicos se han vuelto comunes incluso en las gamas más modestas.

Ahora, cualquier marca construye un buen terminal

Dispositivos como los Redmi de Xiaomi, las versiones lite de Huawei o incluso las gamas bajas de Honor se han vestido de aluminio para ofrecer una mejor experiencia. Ya no es necesario que desembolses una gran cantidad de dinero para sentir en tu mano un terminal premium, y creo que esta tendencia irá a más.

Su relación calidad-precio no puede ser mejor

Puede que te parezca algo obvio, pero es que no siempre lo es. Sin contar con el mercado chino, que pertenece a otra liga, puedes obtener grandes terminales a un precio realmente ajustado. No debes olvidar todo el trabajo que hay detrás de la fabricación de un smartphone, y tú puedes obtener uno tremendamente solvente por menos de 200 euros.

Merece la pena pagar su precio

Además, no es sólo el rendimiento lo que ha mejorado. Es cierto que los aspectos multimedia notables son cosa de la gama media premium y la gama alta, pero las gamas más humildes han acortado mucho terreno. Hoy en día puedes encontrar cámaras muy aceptables como la del Moto G4 Plus o el más reciente Moto G5 Plus por un precio más que razonable.

Las pantallas también se han visto favorecidas durante los últimos tiempos. Nos encontramos con buenos paneles tanto en la gama media como en la baja. Hoy en día no es fácil decir que una pantalla es mala si tenemos en cuenta el coste del terminal. Cada vez son más luminosas y coloridas, y las protecciones anti rayones, como la conocida Gorilla Glass, se han extendido por la mayoría de dispositivos.

No necesitas gastar tanto dinero en un móvil actualmente

Además, existe un punto bastante curioso, y es que es muy difícil encontrar terminales pequeños en la gama alta. ¿Y si quieres una pantalla de 5 pulgadas? Si es así, entre estos dispositivos encontrarás el adecuado para ti, compacto y cómodo.

Por lo tanto, podemos decir que puedes obtener una buena experiencia multimedia sin tener que adquirir el buque insignia de una compañía.

Menos billetera y más sesera

Los terminales Android son cada vez más accesibles. De esta forma, mucha más gente puede adquirir dispositivos muy económicos sin sufrir durante su uso. Por si fuera poco, la gama media que conocemos hoy día no es la de hace un par de años, y como relata un compañero en Andro4all, en base a su propia experiencia, ya no es necesario ir a lo más exclusivo.

Así que ya lo sabes, busca una buena relación entre calidad y precio y olvídate de desembolsar una fortuna. Ya no es necesario.

Y tú, ¿optarás por un gama media en tu próxima compra?