Puede que el Bitcoin todavía no se haya recuperado del batacazo de la semana pasada originado por las medidas reguladoras del mercado asiático, pero donde sí que sigue ascendiendo imparable es en la influencia en nuestra vida diaria.

Ya puedes pagar tu nuevo hogar en bitcoins

Y es que las criptomonedas, a pesar de que algunos expertos las tachen de burbujas, continúan ganando peso: ya hay empresas que pagan parte de los salarios en bitcoin, existen páginas webs para intercambiar monedas virtuales por bienes y servicios y quizás la última frontera pero no por ello la menos importante es la del sector inmobiliario.

Hace apenas una semana nos llegó la noticia del primer piso vendido en España y pagado íntegramente con bitcoins. Como explican en La Vanguardia, sucedió en Tarragona. La dueña había puesto el piso en venta hace tiempo, pero fue cuando se decidió a tasarlo en 40 bitcoins cuando el interés pareció subir. Tras el éxito, la inmobiliaria ya tiene otro piso en cartera.

¿Te atreverías a comprar o vender una casa con criptomonedas? Mashable

Aunque haya sido noticia por tratarse del primero, la compraventa de viviendas mediante criptomonedas ya es una realidad en mercados como el estadounidense, Australia o Canadá. Pero claro, ¿vale lo mismo un inmueble cuando el Bitcoin frisaba los 20.000 dólares que ahora, cuando apenas llega a valer la mitad?

Así, podemos comprobar la existencia de una casa en West Palm Beach en el portal Trulia, en plena costa de Florida, a la venta por 149.000 dólares, 13 bitcoins, 375 ethereums, 950 litecoins, pero, según cita en el anuncio, los precios en criptomonedas están sujetos a cambios en función de su capitalización.

La web Bitcoin Real Estate, inmobiliaria de referencia a escala mundial para la compraventa de inmuebles en Bitcoin, Ethereum o Litecoin, lleva años en el negocio y tiene claro que la tendencia sigue aumentando a pesar de la montaña rusa que constituyen las monedas virtuales.

¿Merece la pena entrar al sector inmobiliario con criptomonedas?

Pero no es el único portal inmobiliario que observa atento cómo aumenta el negocio. La web Redfin ha visto cómo su cartera de hogares que aceptan criptomonedas iba de 75 en diciembre a 134 actualmente. Incluso hay vendedores que prefieren el pago en monedas virtuales, especialmente aquellos que tienen fe en su potencial y como John McAfee creen que el Bitcoin alcanzará los 2 millones de dólares en un par de años.

Como explica Aaron Drucker, agente de RedFin, a Mashable:

La gente que invirtió pronto en Bitcoin han hecho mucho dinero y quieren convertirlo en algo más tangible, pero no es una práctica indicada para comprar un primer hogar porque es algo arriesgado.

Desde luego, pagar una casa en criptodivisas no está al alcance de cualquiera. No solo por la inversión en sí, sino porque por su volatilidad y la ausencia de una entidad central que respalde su valor, está sujeta a las leyes de la oferta y la demanda.

En todo caso, si vendes una casa en monedas virtuales te enfrentas a más burocracia que la habitual: a los impuestos típicos de esta transacción hay que añadirle las tasas si quieres convertirlas en monedas tradicionales o, si las dejas así, exponerte a sus continuas subidas y bajadas. El boom de la vivienda en su máxima expresión.

Y es que no es todo de color de rosa, porque la tecnología se mueve mucho más rápido que la legislación, que todavía está a verlas venir con las criptomonedas. Así, para evitar problemas futuros, algunas personas tienen que vender sus monedas virtuales y proceder a la transacción tradicional para evitarse problemas.

Pero es cuestión de tiempo, las criptomonedas han llegado para quedarse y pronto lograrán hacerse su hueco como en su día lo hicieron las tarjetas.