El Mobile World Congress que está teniendo lugar estos días en Barcelona está ofreciéndolos las últimas novedades del mercado tecnológico. Como viene siendo habitual, las firmas relacionadas con la tecnología móvil son las que están teniendo un mayor protagonismo. Es en estos certámenes donde los fabricantes de lo juegan todo para posicionar sus últimas novedades.

Mientras que la mayoría de los productores están apostando por el campo relacionado con la fotografía o el de las pantallas flexibles, hay una marca que ha decidido apostar por una innovación diferencial. LG, un fabricante que ha perdido protagonismo en los últimos años, ha decidido contribuir en una solución alternativa.

LG busca la ventaja competitiva de sus terminales en virtud de soluciones alternativas

¿Y si los gestos fuesen el próximo paso en la tecnología móvil? Esto sería justo lo que estaría probando el fabricante de origen surcoreano. Ha sido en el certamen más destacado de Europa en el ámbito de la tecnología donde ha tenido lugar su apuesta por esta solución. El G8 ThinQ traerá consigo una solución de lo más disruptiva.

Ahora bien, ¿se traducirá esta solución en una ventaja competitiva? Es pronto para determinar qué posibles efectos podría tener esta tecnología a lo largo de los próximos meses en relación con la cifra de beneficios de LG. No obstante, parece claro que esta nueva línea de investigación podría ser incorporada en otros productos ajenos a la marca.

Sea como fuere, pasemos a analizar en qué consiste esta novedosa solución y por qué estamos ante la llegada de una nueva característica destacada en el mercado de los dispositivos móviles. Tal y como se puede leer en GSMArena, sus principales atributos no solo destacan por las virtudes de su sensor TOF. Veamos por qué estamos ante un gama alta que trata de hacerse su propio hueco en un segmento tan competitivo.

Z Camera, el nombre comercial del sensor TOF que equipa

El último modelo de LG cuenta con un sensor único en la industria. Este es el que le permite contar con una tecnología que no tiene rival en relación con este aspecto. Este componente es el que le permite al dispositivo poder contar con reconocimiento de gestos. De hecho, es capaz de reconocer las manos del propietario mediante el análisis de sus ventas.

LG ha apostado en el MWC por el reconocimiento de gestos. Android Authority

En relación con el aspecto, estamos ante un terminal que cuenta con una tecnología que parece estar un punto por detrás de la competencia que parece que tendrá a lo largo de los próximos meses en la gama alta. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra el nuevo Samsung Galaxy S10, el nuevo buque insignia de la firma surcoreana.

El sensor TOF se sitúa en la parte delantera para captar los gestos de la persona

La compañía cuenta con un notch que será más pronunciado que la mayoría de sus rivales, algo que no se ha podido evitar al incluir esta novedosa función. El sensor TOF, el responsable de la detección gestual, se sitúa en la parte alta de la pantalla, lo que ha provocado que su diseño se haya visto en parte afectado. De hecho, no dista demasiado de la versión del que precede este G8.

Si el reconocimiento facial parecía haberse extendido como la alternativa con un mayor potencial, LG cree que podría tener hueco el reconocimiento de una mano, ¡al menos eso es lo que se intuye tras la presentación de su último modelo! Aun así, ¿cuáles son algunas de las funciones que se podrían realizar con este dispositivo?

Qué podremos realizar sin tocar la pantalla de nuestro móvil

Los gestos podrían convertirse en la próxima generación de dispositivos. Es cierto que las pantallas táctiles no nos resultan incómodas, algo que sí ocurría con los molestos teclados físicos. Ahora bien, ¿y si nos acostumbrásemos a realizar todo sin necesidad de tocar el móvil? Quizás, en unos años, le veamos mucha utilidad a esta función.

El LG G8 ThinQ quiere participar en la gama alta con una apuesta completamente diferente al resto. CNET

Mientras tanto, lo cierto es que estamos ante una tecnología que todavía tiene que introducir novedades en diferentes áreas. Por el momento, activar o desactivar alarmas, variar el volumen del dispositivo o hacer llamadas son algunas de las opciones que nos permitirá realizar el G8 ThinQ sin necesidad de tocar el terminal con nuestros dedos.

El G8 ThinQ cuenta con componentes que lo sitúan dentro de la gama alta de 2019

En relación a los tradicionales componentes destacados de la industria, llama la atención cómo contará con los estándares básicos que podrían esperarse en la gama alta. El procesador Snapdragon 855, casi un obligado en la gama alta de este año, junto a Android 9 y 6 GB de RAM son algunos de los datos que nos hacen considerar esta opción dentro de mercado más premium.

Aun así, habrá que esperar para ver qué otras novedades van llegando en los próximos días en relación con un nicho de mercado que cada vez incluye un mayor número de competidores. ¿Estamos ante el fin del liderazgo de las compañías tradicionales? Este año, quizás, puede ser definitivo para firmas como Samsung o Apple.