No soy ningún entendido en el ámbito de la música, más allá de saber qué grupos o cantantes son mis favoritos, pero es verdad que una vez te metes en el mundo del audio profesional, puedes perderte en un laberinto compuesto por equipos de alta fidelidad, si es que continúa existiendo este concepto, tocadiscos modernos, vinilos, altavoces de gama premium y demás tecnología que invita a tus oídos a celebrar una fiesta constante. En esta ocasión, para aquellas personas puristas del campo musical, os traigo un producto realmente innovador.

Coturn es la máxima expresión del minimalismo tecnológico

Las posibilidades de páginas como Kickstarter, donde se anuncia el primer modelo del dispositivo que conocerás a continuación, son infinitas. Simplemente, quizás sea la parte más complicada, hay que tener una gran idea y un boceto de cómo se desarrollará el proyecto. El resto, básicamente la parte de la financiación, estará en manos de los futuros usuarios e interesados en aquello que deseas vender. Coturn aspira a ocupar un lugar privilegiado en tu hogar, quizás también cuando sales de viaje, y quiere facilitar la experiencia musical a multitud de personas.

Los discos de vinilo continúan vendiéndose gracias al lado más postureta de la sociedad

Este producto, que quiere centrarse en un diseño espectacular, además de ayudar al comprador en la escucha de sus discos de vinilo con la máxima calidad de audio, ha tardado dos años en ser desarrollado por completo. Coturn tiene procedencia alemana y cuenta con un tamaño equiparable a la caja contenedora del disco de vinilo. Sin embargo, lo más emocionante consiste en descubrir cómo añadiendo ciertos elementos de la tecnología más actual, un producto de mediados del siglo pasado puede seguir estando tan, o más, de moda que entonces. ¿Postureo? Obviamente.

Especificaciones, precio y distribución de Coturn

La ausencia de botones, tal y como es tendencia en la mayoría de dispositivos actuales, provoca que este aparato musical deba ser controlado gracias a una superficie táctil que se encuentra en la parte superior de Coturn. A pesar del aspecto frágil del dispositivo, su construcción incluye el aluminio. La aguja, una parte fundamental en la experiencia con este tipo de productos, está avalada por la firma japonesa Audio-Technica e incluye su modelo AT 3600. El producto no se enchufa a la red eléctrica, con lo que incorpora una batería, que tiene una duración estimada de 16 horas de reproducción ininterrumpida. Ésta puede ser cargada a través de la conexión USB Tipo C.

Zoom en la parte táctil de Coturn. Kickstarter
La conectividad inalámbrica es fundamental en los reproductores del año 2020

Coturn es compatible con la mayoría de discos de vinilo del mercado, siendo los tamaños aceptados por el dispositivos los de 7, 10 y 12 pulgadas. La conexión estándar para auriculares también está presente, además de estar ubicada en el área contraria donde se reproduce los discos. La conectividad a través de Bluetooth, Wi-Fi y una salida de audio completan el resto de especificaciones de un aparato que promete un interesante giro a los habituales productos en este sector del audio.

El aspecto exterior de Coturn es realmente bonito. Kickstarter
Este dispositivo es caro, pero ofrece un plus que nadie más vende

Finalmente, porque si has llegado hasta aquí es que te interesa conocer el precio y la distribución de Coturn, te comento estos detalles para cerrar el artículo. El modelo más básico del producto, el denominado JAKARTA RECORDS, parte de un precio de 299 euros, gastos de envío no incluídos. Parece ser que el mes de mayo será el momento en que las primeras unidades viajen hasta el lugar de origen de los usuarios que hayan apostado por digitalizar su experiencia con esos viejos discos de vinilo. Otras recompensas, aumentando el precio, incluyen una bolsa de transporte, ediciones especiales del producto o vinilos recopilatorios. En definitiva, si eres un o una apasionada de la música, deberías echar un vistazo a este producto. Ya sabes que aquí únicamente recomendamos lo más curioso e innovador del mercado.