Las redes sociales y, especialmente, plataformas como YouTube, nos ha dado la posibilidad de descubrir todo tipo de experimentos que realiza la gente con tal de pasar un buen rato y, ya sea de paso, conseguir propósitos de toda índole. Sin duda alguna, este es el mejor escaparate para mostrar la creatividad.

¿Dónde está el límite de la originalidad del ser humano? Si creías que lo habías visto todo, hoy te traemos uno de los inventos más absurdos y curiosos al mismo tiempo. ¿Quién iba a imaginar que podríamos disfrutar de una cámara fotográfica hecha a partir de una patata? El resultado es, cuanto menos, increíble.

El grupo Corridor Crew ha creado una cámara fotográfica a partir de una patata

Corridor Crew, un equipo de apasionados de la tecnología, ha estado trabajando durante horas en búsqueda de un hito en el mundo de la fotografía. Sí, tras mucha paciencia, se ha podido asegurar que es posible crear una cámara a raíz de una patata, aun contando con un resultado un tanto discrepante. ¿Cómo lo han conseguido?

Como era lógico, se han tenido que valer de las nuevas tecnologías en el mundo de la imprimación en 3D. El motivo no era otro que conseguir un molde especial para garantizar la consistencia del cuerpo de la patata, el cual tiene fecha de caducidad. Ahora bien, ¿qué es todo lo que han tenido que realizar para conseguir este resultado?

Impresión 3D para apoyarse en el diseño de la patata-cámara

Una patata escogida por su tamaño era todo lo que necesitaron Sam y Niko para comenzar uno de los proyectos que ha sacudido las redes sociales desde que decidieron publicar la hazaña en la plataforma de vídeos más famosa del mundo. Al cierre de la edición, casi 300.000 personas han visto un vídeo en el que se explican los pasos que se han llevado a cabo.

Lo primero que es importante analizar es ver por qué tuvieron que tirar de la impresión 3D. La producción de una serie de elementos esenciales en la cámara hizo que ambos amigos tuviesen que modelar un diseño en el programa que efectúa el molde. Tras esperar un tiempo hasta contar con la figura clave, todo era cuestión de encaje y paciencia.

Cinta aislante, una patata e impresión 3D, ¡qué combinación!

Tras la realización de esta primera fase, una de las más complicadas, comenzó la inserción de la pieza sobre el interior del tubérculo. Tras ello, se decidió cubrir con una serie de capas de cinta aislante con el objetivo de eliminar cualquier foco de luz del interior para evitar destellos a la hora de tomar las potenciales fotografías.

Según se puede leer en el portal DIY Photography, no fue nada fácil, ya que la inconsistencia de la patata hacía difícil poder trabajar sin que se produjese un resquebrajamiento de la misma. Ahora bien, ¿qué se puede decir de los resultados? ¿serviría de algo si tú lo hicieses en casa? He aquí la muestra del porqué nadie lo había intentado hasta ahora.

La definición de la parte absurda de este experimento

¡Vaya patata de cámara! Este sería el único calificativo que podría tener cabida a la hora de explicar los resultados que ha obtenido esta opción. Sin lugar a dudas, reemplazar el cuerpo de una cámara réflex por una patata no es la mejor idea para no penalizar la calidad de las imágenes.

La cámara basada en una patata podría decirse que no tiene el más mínimo estándar de calidad. DIY Photography

El resultado de una instantánea, tal y como se puede observar en la imagen anterior, muestra a la perfección la pésima calidad que se ha conseguido extraer del experimento. Es más, tan solo la silueta de 2 personas es lo único que se puede constatar.

Sam y Niko acostumbran a su audiencia a este tipo de experimentos

Es una de las cosas más curiosas que verás en el día de hoy, pero lo cierto es que no será lo más eficiente. ¿Cómo han podido tener tanta originalidad Sam y Niko a pesar de la obtención de un resultado más que esperado?

Estos 2 amigos, los cuales poseen un canal de YouTube con más de un millón de seguidores, ya tiene acostumbrada a su audiencia a este tipo de experimentos. Este, sin duda, quedará para siempre como uno de los más llamativos por todo lo que ha supuesto para el mundo de la fotografía. Y tú, ¿alguna vez habías imaginado que podría hacerse una cámara de fotos con un alimento?