La inteligencia artificial tiene en la robótica uno de sus grandes sectores para desarrollar su gran potencial. Parece que los robots pueden darnos grandes alegrías en el futuro, como hacer trabajos de gran peligro. Sin embargo, no todo es positivo, como han comprobado unos científicos estadounidenses obligados a desconectar dos robots.

Ya sabes que estas máquinas inteligentes son habituales en las películas de ciencia ficción, donde vemos su poder y, también, donde comprobamos que pueden dar mucho miedo si en algún momento se rebelan contra los humanos. ¿Actuarán los robots contra nosotros en el futuro?

Como decíamos, la rebelión de las máquina era tratada en la ciencia ficción, aunque ahora es más real que nunca tras la noticia que llega de Estados Unidos. ¿Dos robots creando su propio lenguaje? Sí, ha pasado, y te explicamos cómo.

Facebook, entre los protagonistas de esta historia

El correcto desarrollo de los primeros días se tornó en algo increíble

Desde la compañía de Mark Zuckerberg son conscientes de la importancia que tiene, y tendrá, la inteligencia artificial en la tecnología del futuro. Para no quedarse atrás, Facebook comenzó a trabajar por su cuenta en nuevas herramientas y pronto dio con los "chatbots", unos robots muy útiles.

Según informa Bolsamanía, el objetivo de este sistema de inteligencia artificial era crear robots que se comunicasen directamente con los clientes de las empresas. Facebook financiaba este proyecto, que se desarrollaba en la Universidad Tecnológica de Georgia, en Estados Unidos.

El departamento dedicado a la inteligencia artificial situado en esa universidad trabajaba sin parar en los "chatbots", esos robots que podrían acabar con la figura del trabajador en servicios de atención al cliente. Durante los primeros días, los científicos comprobaron que el aprendizaje automático de las máquinas iba viento en popa.

La inteligencia artificial de los robots es tan buena que incluso les permite crear un nuevo lenguaje. I Have no TV

Bob y Alice, nombre de los dos agentes, estaban preparados para convertirse en expertos en la negociación con los usuarios. Obviamente, el idioma que utilizaban al principio era el inglés, aunque parece que se cansaron del mismo y comenzaron a modificarlo por su propia cuenta.

Bob y Alice contra el mundo

Como indican desde The Atlantic, estos dos robots de Facebook eran tan inteligentes que decidieron crear su propio lenguaje, inentendible para las personas. Fue en este momento cuando los creadores descubrieron que el desarrollo no iba tan bien como creían.

Al principio, los científicos de Facebook pensaron que los robots tenían problemas para ordenar las palabras y que esto se solucionaría pronto. Sin embargo, finalmente descubrieron que Bob y Alice no se equivocaban y estaban usando su propia estructura de palabras, lógica para ellos y que facilitaba la comunicación entre ambos.

Los robots lograron crear un lenguaje nuevo atendiendo sus necesidades

Te preguntarás ahora cómo era exactamente el lenguaje de estos robots. Bien, según cuentan sus creadores, se basaba en la repetición de pronombres y determinantes, por lo que era algo así como: "Yo puedo, yo, yo, todo lo demás. Bolas tienen cero a mí, a mí, a mí…".

Lo que parecía no tener sentido, resultó ser muy coherente. Como informan desde Ideal, existía un patrón muy claro, ya que los robots utilizaban "yo" y "mí" como representación de los objetos que conseguirían en la negociación que estaban realizando.

Con este suceso, queda demostrado el gran poder del aprendizaje automático de los robots, que son capaces de crear un lenguaje propio más adecuado para ellos. Por otro lado, ya pudimos comprobar el potencial de los robots durante la visita de los Reyes de España a Japón, donde pudieron conocer al robot Asimo, que incluso propuso al rey hacerse una foto juntos.

Encendido inicial, apagado final

Tras comprobar que los robots no seguían la pauta establecida, sus creadores decidieron que tenían que tomar ya una decisión. Como conocemos ahora, Facebook ordenó el apagado de los dos robots, Bob y Alice, ante el peligro futuro que conllevaban.

Estos robots no creen que nuestro lenguaje sea el mejor para negociar

El hecho de que estas dos máquinas hubiesen desarrollado su propio lenguaje indicaba que, próximamente, serían capaces de tomar sus propias decisiones, por lo que los científicos no tendrían ningún control sobre ellos. Finalmente, se optó por detener el sistema y desconectar a los dos robots.

Según La Sexta, Dhruv Batra, miembro del equipo de investigación de IA en Facebook, ha explicado que Bob y Alice crearon su propio lenguaje ya que consideraban que los humanos utilizamos muchas palabras inservibles para llevar a cabo una negociación.

El problema que han protagonizado Facebook y los robots demuestra dos cosas: uno, el poder de estas máquinas inteligentes se acerca mucho al que vemos en las películas y, dos, parece que los humanos debemos empezar a modificar nuestro lenguaje para negociar, ya que Bob y Alice no lo han encontrado muy adecuado.