El Internet es la herramienta tecnológica más poderosa de los últimos tiempos, y esto se debe, principalmente, al gran alcance que puede tener. Con la aparición de las redes inalámbricas, este alcance se ha extendido cada vez más, lo cual se ha convertido en una gran ventaja. Y en esta oportunidad, te mostramos cuáles son las ventajas de usar una red WiFi en tu smartphone.

Las redes WiFi y sus ventajas

Una conexión WiFi es un excelente método para que dispositivos como smartphones o computadoras se conecten de forma inalámbrica a Internet mediante ondas de radio. La conexión a Internet a través de una red WiFi requiere un punto de acceso, pero siempre es más rápido que las redes móviles 3G que los dispositivos móviles también pueden usar para conectarse y, generalmente, más rápido que el 4G.

También puede resultar mucho más barato, y puede hacer que tu teléfono funcione de manera más eficiente a largo plazo, que como lo haría dependiendo de alguna red móvil. Así que repasemos estas ventajas en detalle:

Es la mejor manera de ahorrar tus datos móviles

Cuando usas una red WiFi para acceder a Internet desde tu teléfono, el uso de datos disminuye de forma considerable. Los proveedores de telefonía móvil a menudo asignan una cierta cantidad de datos de forma gratuita cada mes y te cobran una tarifa por cualquier uso de datos más allá de este límite. Al conectarse a Internet a través de una red WiFi, siempre que esté disponible, puedes ahorrar tu plan de datos para situaciones en las que es posible que no estés cerca de ningún punto de acceso inalámbrico.

Mejores velocidades

La mayoría de las veces, la velocidad al usar una conexión WiFi sólida y consistente es mucho más rápida que la de una red móvil. Si bien es posible que la diferencia no sea tan obvia si solo estás leyendo tu correo electrónico o consultando una página web, es muy notable cuando se transfieren archivos más grandes.

Actividades como la transmisión de archivos de audio y video se benefician de la menor latencia asociada con el uso de un punto de acceso WiFi. Si necesitas descargar archivos grandes o transmitir medios a tu smartphone, de forma rápida y segura, lo más recomendable es que lo hagas mediante una red de WiFi.

También puedes ahorrar algo de dinero

En situaciones en las que tienes acceso a algún WiFi gratuito, como en el hogar, el trabajo o algunos cafés, aeropuertos y hoteles, tiene más sentido utilizar este método para conectar tu móvil a Internet. Por ejemplo, si tienes una conexión a Internet ilimitada en casa, puedes conectar tu dispositivo al enrutador y descargar todas las actualizaciones o aplicaciones que desees sin tener que pagarle a tu proveedor de telefonía móvil.

También hay aplicaciones disponibles para smartphones que te permiten realizar llamadas de voz y vídeo usando una conexión WiFi; esto puede ahorrarte dinero si tanto tú como el destinatario utilizan la aplicación. En este caso, debes tener cuidado al conectarte a redes WiFi públicas.

La batería de tu smartphone puede durar más

La duración de la batería es uno de los mayores dolores de cabeza para quienes usan un smartphone, ya que muchas veces dura mucho menos de lo que quisiéramos. Si esto sucede, no podrás conectarte a Internet o usar ciertas funciones como el flash de la cámara si tu batería está demasiado baja.

Afortunadamente, usar una red WiFi para conectarte a Internet consume menos batería que usar una red móvil, especialmente en situaciones donde la cobertura fluctúa. Dado que el WiFi es generalmente más rápido que usar redes móviles, tampoco perderás tanto tiempo transfiriendo los datos, lo que reduce aún más el uso de la batería.

Como puedes ver, conectar tu móvil a una red WiFi, puede traer muchos beneficios para ti, pero si tienes problemas con la intensidad de tu conexión, te recomendamos mirar todo sobre los amplificadores de señal WiFi.