Una red WiFi gratuita, puede parecer una bendición, pero muchas veces, no todo lo que brilla es oro. Y es que existen algunos problemas importantes y sobretodo muchos riesgos con el uso de una red WiFi pública. La naturaleza abierta de la red permite que muchos malintencionados puedan espiar a quienes la usan. Además, la red podría estar llena de máquinas comprometidas o, lo que es más preocupante, el punto de acceso podría ser malicioso. Por eso, en este post te contaremos por qué usar una red de WiFi pública puede ser potencialmente peligroso.

Los curiosos abundan en la red

El cifrado normalmente ayuda a proteger el tráfico de tu red de las miradas indiscretas. Por ejemplo, incluso si tu vecino está dentro del alcance de tu red Wi-Fi, no puede ver las páginas web que por las que estás navegando. Este tráfico inalámbrico está encriptado entre tu computadora portátil, tableta o teléfono inteligente y tu enrutador inalámbrico. En otras palabras, está cifrado con la contraseña que tienes asignada para acceder a la red WiFi.

Pero, cuando te conectas a una red WiFi abierta como una en una cafetería o aeropuerto, la red generalmente no está encriptada; puedes darte cuenta porque no tienes que ingresar una contraseña para conectarte. Tu tráfico de red no cifrado es claramente visible para todos los que están dentro de tu alcance, por lo que las personas pueden ver qué páginas sin cifrar estás visitando, qué estás escribiendo en formularios web e incluso ver a qué sitios web cifrados estás conectado. Así que si estás conectado al sitio web de tu banco, lo sabrían, aunque no sabrían lo que estabas haciendo.

Los dispositivos conectados pueden estar comprometidos

Las computadoras portátiles y otros dispositivos comprometidos también pueden conectarse a la red local. Así que al conectarte, asegúrate de seleccionar la opción Red pública en Windows y no las opciones de red doméstica o de trabajo. La opción de red pública bloquea la conexión, asegurando que Windows no comparta ningún archivo u otros datos confidenciales con otros dispositivos en la red local.

También es importante estar actualizado con los parches de seguridad y usar un firewall como el integrado en Windows. Cualquier computadora portátil comprometida en la red local podría intentar infectarte.

Puntos de accesos maliciosos

Lo más peligroso es que el punto de acceso al que te conectes pueda ser malicioso. Esto puede deberse a que el punto de acceso de la empresa estaba infectado, pero también puede deberse a que está conectado a una red honeypot (red señuelo). Por ejemplo, si te conectas a una red abierta en un lugar público, no puedes estar completamente seguro de que realmente se trate de una red WiFi pública legítima y no una creada por un atacante en un intento de engaño a la gente que se conecta

¿Es seguro iniciar sesión en el sitio web de tu banco con WiFi público? En realidad esta pregunta es más complicada de lo que parece. En teoría, debería ser seguro porque el cifrado garantiza que realmente estés conectado al sitio web de tu banco y que nadie te pueda espiar. En la práctica, hay una variedad de ataques que se pueden realizar en tu contra si te conectaras a tu banco mediante un WiFi público.

Alguien con ciertos conocimientos informáticos y malas intenciones podría establecer un punto de acceso tan comprometido en un área con objetivos de alto valor, por ejemplo, en el distrito financiero de una ciudad o en cualquier lugar donde las personas se registren para realizar sus operaciones bancarias, e intentar recolectar estos datos personales. Probablemente sea poco común en el mundo real, pero es muy posible, por lo que no está de más tratar de protegerse.

Nuestra recomendación para ti es que tengas mucho cuidado al usar redes de WiFi públicas, y que en la medida de lo posible evites usarlas. Si tienes la imperiosa necesidad de usarla alguna vez, intenta hacerlo en un sitio web cifrado. Y si navegas con frecuencia en este tipo de redes, es posible que desees pagar por una VPN y navegar a través de ella cuando estés en Wi-Fi público. De este modo, cualquier persona en el área local solo podrá ver que está conectado a la VPN, pero no lo que estás haciendo en ella.