Hay una parte de internet oculta a simple vista que es mucho más grande que las webs que visitas normalmente. Cuando miras el correo, compras online, visitas tus redes sociales, etc., estás haciendo uso de la web visible o superficial.

Esta web superficial está compuesta por páginas web que está indexada en motores de búsqueda como pueden ser Google, Yahoo, Duck Duck Go y similares. Vamos, las entradas que aparecen cuando buscas algo en internet. De acuerdo con estimaciones, el volumen de la web visible es de aproximadamente 4.000 millones de páginas anexadas, como podemos leer en Business Insider.

Solo usas una pequeña porción de todo internet

Sí, 4.000 millones de páginas son muchas y dan para horas y horas de entretenimiento. Pero has de saber que es mucho menos de todo lo que se esconde debajo de la superficie, aquello que no está indexado. Lo que se conoce como Deep Web, o internet profundo.

A menudo, como es una parte a la que no estamos acostumbrados a ver o visitar con frecuencia, tendemos a confundirla con la Dark web o internet oscura. Nada más lejos de la realidad. Se trata de conceptos diferentes y debemos tener cuidado tanto al emplearlos como al acceder a ellos. De este modo, internet se asemeja a algo así como un iceberg del que solo vemos la punta.

El iceberg de internet. Postimg

¿Qué es el deep web?

Como leemos en Quora, el término deep web fue acuñado por el informático Mike Berg en el año 2000, cuando estableció una comparativa entre los motores de búsqueda y la pesca en el océano.

Y es que si los pescadores echan sus redes en la superficie, Google y similares hacen lo mismo, dejando toda una fauna debajo. Para ello se valen de unos programas denominados “crawlers” ( en castellano, rastreadores o indexadores web) que localizan y tejen contenido web.

El deep web es el contenido que no está indexado en los motores de búsqueda

Se estima que su volumen es de 400 a 500 veces más grande que el internet superficial.
Así que la deep web se refiere a páginas que no son referidas por los indexadores. No tiene por qué haber nada malo o ilegal.

De forma general, son todos los datos que se encuentran más allá de los firewalls, como bases de datos, intraredes de negocios, webs con contraseña, perfiles privados de Instagram, blogs que no queremos que sean indexados, información confidencial que se encuentra en internet a la que solo tienen acceso personal autorizado como historiales médicos o papers científicos, repositorios, etc.

¿Es lo mismo Dark web que Deep web? Pixabay

¿En qué se diferencia de la dark web?

La dark web o internet oscuro se refiere a webs accesibles pero anónimas que existen dentro de la deep web. Por tanto, en algunos casos podría decirse que encajan en la descripción de ambas redes. Como no se puede acceder a ellas de forma normal, se requiere de un software que oculte tu dirección IP.

Así, la dark web se refiere a contenido que existe en redes anónimas como Tor, I2P, Freenet, ZeroNet, etc., también conocidas como darknets. Eso sí, tampoco tienen por qué ser oscuros o maliciosos. El programa más común para entrar al dark web es Onion Browser, más conocido como TOR.

La dark web es mucho más pequeña que la deep web, y está compuesta por sitios de muchos tipos, aunque las que más llaman la atención son los mercados anónimos que a menudo ofrecen productos ilegales como armas o drogas.

La dark web está dentro de la deep web. Phone a geek
Para entrar al dark web solo necesitas un programa que oculte tu IP

Uno de los mercados más populares en el dark web era Silk Road. Fundado en 2011, Silk Road era algo así como el Amazon del internet oscuro, donde los vendedores intentan comerciar con sus productos y aceptan Bitcoin y otras criptomonedas. De hecho, es sorprendente los estragos que puede causar los altibajos del Bitcoin en el narcotráfico.

Silk Road se parece Amazon tanto en popularidad como en proporcionar una interfaz amigable para los compradores, aunque eso sí, el anonimato está garantizado. De ahí su rápido éxito con el contrabando de mercancías.

Sin embargo, la vida de Silk Road fue corta y en 2013 fue clausurado con más de 1.400 vendedores y casi un millón de usuarios registrados. El FBI había asestado un golpe de efecto a una enorme plataforma en la que habían tenido lugar más de 1,2 millones de transacciones valoradas en 214 millones de dólares, según informó el FBI.

Todo se puede comprar y vender en los mercados de la dark web

Pero su cierre no significó el fin del los mercados de espaldas a la ley, y desde entonces han florecido otros como Agora o AlphaBay para intentar ocupar el vacío dejado por Silk Road. De hecho, un estudio llevado a cabo por los investigadores de Carnegie Mellon asegura que estos mercados anónimos facturan más de medio millón de dólares diarios.

¿Qué se compra y vende en estos mercados? Drogas y armas en su mayoría, pero también información recaudada por hackers, como pueden ser datos de tarjetas de crédito (no obstante, también puedes encontrarlos en Facebook) o pornografía infantil.

No obstante, los rumores en torno al dark web y sus mercados se han disparado, llegando a asegurar que también se pueden lograr sicarios a sueldo, órganos, tráfico de personas, asesinatos en vivo y en directo… absolutamente todo lo que puedas imaginar.