El diseño de los teléfonos móviles ha cambiado mucho desde el nacimiento de los primeros dispositivos. Desde los aquellos inmensos y pesados ladrillos, para los que era necesario llevar un maletín a cuestas, hasta las construcciones metálicas y en cristal que conocemos hoy, con sus frontales "todo pantalla". Muchas tendencias y estilos diferentes se han sucedido, y seguirán sucediéndose.

La última gran moda es bien conocida por todos, y es que, por suerte o por desgracia, el notch no deja indiferente a nadie. Sin embargo, y viendo las revolucionarias creaciones de firmas como Oppo, ¿qué podemos esperar del diseño de los smartphones del futuro?

El notch tiene los días contados

Puede que te encante o que lo detestes, pero no le daremos más bola, el notch está aquí y no hay nada que hacer. Sin embargo, no parece que haya venido para quedarse. Quién nos lo iba a decir, la compañía Oppo, fundada en China, ha sido una de las primeras en demostrarnos que la muesca puede evitarse, con permiso de la también asiática Vivo.

Un mecanismo diferencial, que abre un nuevo camino

El Oppo Find X ha levantado mucha expectación, y es que su solución se basa en una construcción bastante llamativa. Tanto sensores como cámaras nacen desde el interior del terminal, deslizándose hacia arriba en un mecanismo que podría parecer muy delicado. Sin embargo y como apuntan desde Andro4all, la compañía asegura que tiene mas de 300.000 accionamientos asegurados.

Por otro lado tenemos al Vivo Nex, con un sistema parecido, pero en el que sólo vemos salir y esconderse a su cámara frontal. En este caso, por ejemplo, no tenemos altavoz para las llamadas, sino que el sonido se transmite gracias a la vibración del terminal.

No hay duda de que tanto Vivo como Oppo han abierto un nuevo camino. Probablemente comenzaremos a ver más terminales con mecanismos similares durante los próximos meses, en lo que parece será una nueva tendencia. ¿Es el comienzo del fin del notch? Nuestro amigo ha tenido una corta vida, pero todo apunta a que sí.

Smartphones sacados de Black Mirror

A pesar de todo, a día de hoy, el futuro no me parece nada prometedor. "El sueño", como lo denominada el mismo Marques Brownlee, llegará mucho antes de lo que puede observarse en esta imagen y lo que en teoría, dará como resultado, no me gusta nada. Ya lo he comentado yo mismo en alguna que otra ocasión, los smartphones se parecen cada vez más, y no es nada bueno.

La tendencia a aprovechar cada vez más el frontal de los dispositivos acabará, más pronto que tarde, por dejar un mercado plagado de rectángulos prácticamente idénticos y sin ninguna personalidad.

Un smartphone aparecido en Black Mirror. Microsiervos

No creo que queramos insulsos cuadriláteros sin diseño alguno, por muy futuristas que parezcan. No tardaríamos mucho en aburrirnos, cada nuevo lanzamiento sería prácticamente idéntico al anterior, y no nos vamos a mentir, por muy buenas especificaciones que tenga un smartphone, lo primero que llega hasta nuestros ojos es la construcción.

Esperamos que lo que resta de 2018 nos sorprenda

Esperemos que los fabricantes tomen un camino que nos sorprenda, ya lo han hecho firmas como Vivo y Oppo, por lo que muchas otras podrían seguir el camino. La segunda mitad de este año 2018 será, bajo mi humilde opinión, un punto de inflexión. A partir de este momento podremos ver atisbos de lo qué vendrá tras el notch, cuyo reinado parece estar destinado a su fin.