Todos llevamos un niño o una niña dentro. Quizás no le dejes salir tan a menudo como deberías, pero lo necesitamos de forma habitual. Uno de los lugares de este planeta en los que más ilusión se respira por metro cuadrado son los parques de atracciones. Si a estos lugares le añades unos personajes tan famosos como queridos por los niños y, además, lo edulcoras con un poco de tecnología, tendrás una de las mejores experiencias que vivirás en tu vida.

Hoy quería compartir contigo uno de los productos más curiosos e innovadores que se puede encontrar en multitud de parques Disney, aunque no en todos por desgracia. ¿Quieres descubrir de qué se trata?

Un wearable mágico

Obviamente, todo lo que rodea a estos parques de atracciones genera un cierto aura de magia. En esta ocasión, a no ser que aún seas un niño o niña, te voy a explicar el truco detrás de las famosas Magic Bands. Estas pulseras que, si has estado alguna vez en Estados Unidos, puede que hayas visto en la muñeca de adultos y menores. ¿Quieres saber de qué se trata exactamente?

La tecnología en Disney también es mágica. Pratt Institute
Una pulsera, múltiples funcionalidades

Nada mejor que acudir a la fuente de información original, en este caso la página web de Walt Disney Orlando, para conocer qué es una Magic Band. Estamos hablando, como te comentaba anteriormente, de una pulsera que permite realizar multitud de acciones durante tu estancia en los parques Disney. Y no, no podrás darle ningún uso a la pulsera si no añades el elemento central, que es el que oculta la tecnología y la magia.

Únicamente las personas que se alojen en hoteles y resorts dentro de los distintos complejos de Disney, tendrán a su disposición estas pulseras mágicas. Miento. También los afortunados poseedores de un pase anual a las instalaciones tendrán derecho a su utilización. Sin embargo, te estarás preguntado qué tipo de tecnología transportan estos wearables de fantasía y qué utilidades tienen. Descúbrelo a continuación.

El usuario y la comodidad

Los residentes en EE.UU tienen la posibilidad de recibir en casa, antes de partir hacia cualquier complejo de Disney, su Magic Band. El personal de Disney lo tiene todo perfectamente calculado y, si llevas contigo la pulsera desde el momento del aterrizaje en la ciudad de turno, podrás empezar a disfrutar de su magia. En el aeropuerto, tras recoger tu equipaje, podrás acceder al transporte especial hacia los distintos hoteles, simplemente acercando tu wearable a los sensores preparados para ello.

Una vez dentro de Disney es cuando comienza la aventura. Lo primero, una vez hecho el registro pertinente, podrás acceder en todo momento a tu habitación si necesidad de llaves o tarjetas. ¿Tienes tus entradas compradas de antemano? Perfecto. No es necesario que lleves ningún tipo de papel o tarjeta, ya que puedes entrar simplemente acercando la pulsera al sensor de la entrada. Pero, ¿qué tecnología la hace funcionar?

La radiofrecuencia es tu gran aliada

Si pensabas en las siglas NFC, lo que traducido al español sería Comunicación de campo cercano, estás equivocado. En esta ocasión, bajo la divertida apariencia de una pulsera se encuentra un dispositivo portátil que emite frecuencias de radio. Según la información que hemos podido obtener del sitio web del Pratt Institute, dentro del aparato central se aloja un chip RFID, una tecnología de radiofrecuencia que permite, además, acceder a las atracciones saltándote las interminables colas, comprar en las tiendas, adquirir refrescos en máquinas expendedoras o pagar la hamburguesa con queso que tantas ganas tienes de probar.

Tus datos no están contenidos dentro de la pulsera

La privacidad, un término que está tan de moda últimamente por su ausencia, está más que asegurada. Por un lado, al realizar cualquier tipo de compra, será necesario que introduzcas un pin personal, como si de una tarjeta de crédito si tratase. Además, todas las pulseras incluyen en su interior todos los datos necesarios para identificar a su propietario.

Sin embargo, dichos datos únicamente están representados en forma de un código que se asigna aleatoriamente, tal y como indica la información que nos proporciona la página web oficial. Así, no habrá ningún tipo de posibilidad de que personas malintencionadas accedan a tus datos personales y, por ejemplo, puedan sustraer tu número de tarjeta de débito asociado a la Magic Band.

Existen muchas experiencias a lo largo de los parques de Disney que utilizan lectores de largo alcance y proveen a los usuarios con mágicas experiencias dependiendo de la zona en la que se encuentren. Si tienes la suerte de volar sobre el Atlántico y visitar Walt Disney World, no olvides que la tecnología está de tu lado, para hacer tu estancia mucho más sencilla y divertida.