Los avances tecnológicos son, a veces, mucho más importantes de lo que creemos. Puede que no nos demos cuenta, pero cuando los nuevos descubrimientos y creaciones se trasladan a ámbitos tan importantes como la medicina, los resultados pueden ser muy beneficiosos.

Hoy en día los hospitales están repletos de aparatos tremendamente complejos sin los cuales no podrían llevarse a cabo numerosas intervenciones. Gracias a ellos pueden observarse lesiones en lo más recóndito del cerebro o realizar operaciones en estructuras diminutas. En este caso hablaremos de un nuevo dispositivo que podría permitir algo más que la comunicación entre nosotros y nuestro cuerpo.

Señales a lo más profundo de tu organismo

Como apuntan desde Technology Review, los protagonistas de esta historia son un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Estos se encontraban trabajando con ondas de radio, aparatos capaces de recibir y enviar señales a distancia.

Unas ondas de radio que podrían traernos información muy valiosa

Con un grupo de cerdos como "voluntarios", decidieron comprobar hasta dónde podía llegar este sistema. Utilizaron unos pequeños chips RFID, de radiofrecuencia, como receptores, y los introdujeron en el estómago de los animales. A partir de ese momento los aparatos se encargarían de medir las condiciones del estómago del cerdo, así como del estado de sus órganos, del proceso de digestión y cualquier otra aplicación imaginable. En el vídeo que te dejamos a continuación puedes ver algunas de las posibles utilidades.

Como puedes comprobar, con un pequeño receptor apenas invasivo, puede obtenerse información muy valiosa. Desde los niveles de glucosa hasta la presión arterial, pasando por el estado de las diferentes etapas de la digestión, que podrían ser incluso inducidas. Los responsables ya han dejado claro que pretenden seguir investigando, teniendo como objetivo su utilización en seres humanos. Pero, ¿cómo podría ayudarnos un chip en nuestro estómago?

La importancia de la comunicación

Tu organismo posee sistemas destinados a recibir y enviar información, y son vitales. El sistema nervioso recorre todo tu cuerpo, recogiendo datos de los puntos más importantes y enviándolos hacia tu cerebro en forma de impulsos eléctricos. Gracias a ellos sientes el calor, el frío, la presión y el dolor.

Conocer todo lo que ocurre en nuestro organismo podría salvar vidas

Debes tener en cuenta la importancia de estas señales, ya que todas tienen una función adaptativa. No sentir dolor, por ejemplo, sería muy peligroso, ya que podrías lesionarte o sufrir un derrame interno sin darte cuenta, muriendo sin remedio alguno. El dolor nos avisa de que algo no va bien.

Si pudiéramos acompañar los complejos sistemas que ya posee nuestro organismo con otros creados por nosotros, podríamos darnos cuenta de muchas otras cosas, mucho tiempo antes. Estos chips podrían colocarse en cualquier órgano de nuestro cuerpo, conociendo al momento cualquier fallo que pudiera ocurrir. También podríamos saber más sobre la acción de algunos fármacos o sobre la forma de trabajar de diversos sistemas. Las posibilidades serían casi infinitas.

Lo has podido comprobar, la tecnología, bien empleada, puede llevarnos a logros muy importantes. Queda mucho por trabajar, y probablemente pase algún tiempo antes de que estos dispositivos puedan probarse en seres humanos, pero las oportunidades que podrían brindarnos son realmente esperanzadoras.