Desde luego que la tecnología de este comienzo de siglo nos deja multitud de extrañas sorpresas. Cuando no oímos hablar de un frigorífico con conexión a internet, hablamos de teléfonos móviles con proyectores incorporados o coches que reparten pizzas a domicilio e incluso las mantienen calientes en los hornos que éstos incorporan. Sin embargo, hoy el artículo que podría estar siendo desarrollado es mucho más enrevesado que cualquier otra cosa que hayas podido ver recientemente.

De aspirar a purificar

Dyson, una de las compañías de aspiradoras más innovadoras, exclusivas y caras del mercado, es un referente en su sector. Con la introducción de nuevos productos como secadores de pelo y manos, lámparas o aparatos de climatización, la empresa británica pretende diversificar su línea de negocio, sin olvidar que la innovación, a veces, es cuestión de investigar y poner las cartas encima de la mesa.

La polución es uno de los grandes males de nuestra era. Fast Company
La compañía ya está incorporada al mercado de los purificadores de aire

Según la información que hemos podido obtener del medio de comunicación Bloomberg, parece que la compañía ha remitido a la Oficina de Patentes del Reino Unido los esquemas para un purificador de aire wearable. Si el concepto te puede parecer raro, sí es verdad que existen este tipo de productos, sobre todo dirigidos al mercado asiático, que es el que más consume artículos relacionados con la salud frente a la contaminación.

La compañía no ha realizado ningún tipo de declaración, por el momento

La compañía ya tiene en su catálogo de productos algunos ejemplos de purificadores y ventiladores, con su conocida tecnología que evita la utilización de aspas en los productos. A pesar de los rumores, la compañía no ha confirmado que el producto esté en desarrollo. En declaraciones al citado medio de comunicación digital, una portavoz de la compañía aseguró que:

Dyson nunca realiza comentarios acerca de la tecnología que podríamos o no podríamos estar desarrollando.