Elon Musk nació en Pretoria, Sudáfrica, hace 46 años. Pertenecía a una familia acomodada y pasó toda su infancia en el país africano. Desde muy pequeño mostró un gran interés por la tecnología, lo que le llevó a conseguir su primer ordenador a la edad de 10 años.

Vendió su primer juego con sólo 12 años

Un niño corriente lo habría usado para jugar a videojuegos, pero ya podrás imaginar que él no lo era. Desde el primer momento comenzó a aprender programación de forma autodidacta, y en apenas 2 años sus esfuerzos dieron frutos. Vendió el código fuente de un juego llamado Space Invaders, que él mismo había creado, por 500 dólares.

¿Qué estudió Elon Musk?

Durante los próximos años, cuando no superaba los 15, demostró un gran interés por la filosofía de Nietszche y Schopenhauer, llegando a leer varias de sus obras. Los libros de temática galáctica eran algo de lo que también disfrutaba.

A los 17 años realizaría el servicio militar obligatorio de Sudáfrica y tras el divorcio de sus padres, viajaría con su madre hasta Canadá en el año 1989, apenas un año después. A partir de ese momento, su vida cambiaría por completo, abriéndose ante él cientos de horizontes distintos.

Elon Musk está dispuesto a cambiar el mundo y tu forma de vivir en él. Xataka

El comienzo de una brillante carrera

En el año 1992 recibió una beca que le permitiría estudiar en el que siempre había sido su país favorito, Estados Unidos. Concretamente lo haría en la Universidad de Pensilvania, comenzando las carreras de Administración de Empresas y posteriormente Física.

Zip2 fue su primer gran proyecto

Musk no tardó mucho en destacar y llegó a trabajar durante un verano para uno de sus profesores, que poseía nada más y nada menos que una empresa de automóviles eléctricos, en la mismísima Silicon Valley. Poco a poco, se acercaba el momento en el que tendría que volar por sí mismo.

En la siguiente entrevista, puedes ver cómo explica algunas de sus creaciones y los motivos que le llevaron a pensar, diseñar y hacerlas realidad:

En 1995 fundaría Zip2, compañía dedicada al desarrollo de páginas web para medios de comunicación, junto a su hermano y Kimbal Musk y un amigo, Greg Curry. En pocos años la empresa alcanzó un enorme éxito, y a un año del nuevo siglo la vendieron a Compaq Computer. ¿La cifra? Unos impresionantes 300 millones de dólares.

Zip2 sólo fue el comienzo de una impresionante carrera llena de ideas e innovación. Como él mismo dijo en una ocasión:

Había tres cosas importantes, una de ellas era el Internet, otra la energía renovable y la otra era el espacio.

Todas ellas las ha trabajado hasta ahora, y quién sabe hasta dónde podrá llegar. A continuación echaremos un vistazo a algunos de los muchos proyectos de este sudafricano que está dispuesto a cambiar el mundo:

PayPal, una nueva forma de pagar online

Como podemos leer en Lifeder, Elon Musk fundaría X.com en el año 1999. Esta compañía otorgaba la posibilidad de realizar pagos a través de internet, de una forma sencilla y segura. La fusión con una firma del mismo ámbito, Confinity, daría lugar al nacimiento de PayPal Inc. en 2001.

Visa y Ebay intentaron acabar con PayPal

Durante los primeros meses de vida de la compañía, distintas empresas como Visa y Ebay intentaron acabar con ella por la vía legal. Sin embargo, todo cambió bruscamente y la gigante Ebay adquirió PayPal a finales del año 2002, esta vez por 1.500 millones de dólares.

Hoy en día PayPal es una de las principales herramientas de pago a través de internet, destacando por su seguridad. Además, y como podemos leer en su web, se encuentra disponible en más de 200 países, utilizando hasta 25 divisas distintas.

SpaceX, un proyecto de altura

Ni un año transcurrió desde la venta de PayPal hasta que Musk fundó SpaceX. No debes olvidar que otro de los grandes temas para él era el de la exploración espacial, y estaba listo para dar el gran paso.

Lanzamiento del SpaceX, tras 15 años de desarrollo y 1.000 millones de dólares. QUARTZ

SpaceX se dedicaría a la fabricación de lanzaderas, cohetes, e incluso estaciones espaciales. Estas deberían ser encargadas por grandes instituciones, como la NASA, con la cual firmaron un impresionante contrato de 1.600 millones de dólares en el año 2008. La compañía del sudafricano debería realizar un total de 12 viajes con distintas cargas hasta la Estación Espacial Internacional.

Un contrato con la NASA, de 1.600 millones

Desde entonces, y solucionando problemas por el camino, SpaceX ha conseguido tener éxito y llevar a cabo distintas hazañas. A principios de este año consiguieron poner en marcha el primer cohete reciclado, que después de haber volado para poner en órbita un satélite de comunicaciones, logró aterrizar en una base instalada en el mar. Además, hace apenas unos meses, consiguieron hacer aterrizar dos cohetes en apenas 48 horas.

Tesla Motors, largo recorrido para todos

Al principio se negaron, pero Musk se haría Tesla Motors

Musk, que había quedado maravillado con una empresa dedicada a la fabricación de coches eléctricos, no podía sacarse el tema de la cabeza. Había intentado participar unos años atrás, pero la visión de los responsables de esta era muy diferente a la del ingeniero sudafricano.

Sin embargo, unos años después, la misma empresa decidió comercializarse contando con la ayuda de unos ingenieros, por lo que Musk vió clara su oportunidad. En el año 2003, y gracias a una gran cantidad de dinero, se hizo con prácticamente la totalidad del accionado de la compañía, convirtiéndose en el CEO de lo que hoy es Tesla Motors.

Elon Musk posando junto a un vehículo Tesla, una de sus creaciones más exitosas. Inhabitat

Desde entonces, muchos años han pasado, y muchos modelos exitosos han sido creados por la gigante de los vehículos eléctricos. Desde el primer Tesla Roadster hasta el todoterreno Model X, pasando por el popular Model S y el más reciente de todos, el novedoso Model 3.

Sin embargo, no todo ha sido bueno en la vida de la compañía. Algunos problemas de seguridad es sus automóviles con conducción autónoma se hicieron presentes, hasta suponer la muerte de un usuario el pasado verano. Como podemos leer en El Mundo, Tesla Motors fue declarada no culpable y desde entonces no han ocurrido problemas.

Aún queda mucho por hacer

Primeras pruebas de Hyperloop, el tren del futuro de Elon Musk. CNBC

Estos son sólo algunos de los muchos proyectos que Elon Musk tiene en marcha. Aún hay mucho en lo que seguir trabajando y seguro que conoceremos nuevas empresas dentro de poco. Por ahora, contamos con algunos planes de futuro realmente interesantes:

Hyperloop, el tren más rápido del mundo

Este puede ser el transporte terrestre más veloz que haya existido. Elon Musk pretende que su tren futurista recorra en tan solo 12 minutos un trayecto que un coche haría en unas 2 horas. Las primeras pruebas, con este tubo de 3,3 metros de diámetro, han sido hechas en un desierto de los Emiratos Árabes Unidos, y podría conseguir velocidades de hasta 750 mph, o lo que es lo mismo, 1.207 km/h, acercándose a la velocidad del sonido (1.234,8 km/h).

¡Viajeros a Marte!

Musk pretende colonizar Marte en el año 2022. Según él mismo, podrían enviarse una serie de naves periódicamente, en la que viajarían entorno a 200 personas durante cada trayecto. Sólo harían falta unos entrenamientos para que cualquiera pudiera viajar hasta allí arriba.

No hay duda de que este proyecto resulta tremendamente complicado y quizás algo soñador, pero lo cierto es que ya está en marcha. ¿Podrá cumplirlo?