No parece que corran malos tiempos para las compañías presididas por el magnate de los negocios y la tecnología, Elon Musk. Aparte de sus extravagantes, e infundadas, opiniones acerca del coronavirus y de la gestión de la pandemia, ya podemos afirmar que el creador de compañías como PayPal ha escalado una posición en la pirámide de millonarios mundiales, y ese trono, la posición número 1, no queda lejos.

Un segundo puesto mundial

Según hemos podido leer en el medio de comunicación norteamericano Bloomberg, el bueno de Elon ha escalado desde el puesto número 35, que ocupaba a principios de este mismo año, hasta la segunda posición, en gran medida gracias a la revalorización de las acciones de su compañía más conocida, Tesla. Si a principios de año su patrimonio se encontraba rondando los 7.000 millones de dólares, dicha revalorización ha aupado esa cifra hasta el mareante guarismo de los 128.000 millones de dólares, siendo únicamente superado, por el momento, por el inalcanzable Jeff Bezos, dueño de Amazon, que sube hasta los 182.000 millones de dólares.

Elon Musk es la segunda persona más rica del mundo a finales de 2020. Autocasion
Elon Musk ha visto crecer su fortuna gracias al 20% de acciones que posee de su compañía, Tesla

A pesar de haber arrebatado dicha posición a Bill Gates, también famoso en los últimos meses por decenas de polémicas involuntarias en torno al dichoso virus, la fortuna de Elon seguiría sin ser suficiente para haberle alcanzado, de no ser por la labor altruista, teniendo semejantes recursos financieros es algo más sencillo de lo que uno puede esperar, que ha venido desarrollando el señor Gates desde la creación de su fundación, allá por el año 2006, habiendo donado, o eso al menos es lo que se estima, un total de 27.000 millones de dólares a distintas organizaciones, empresas y colectivos. Suelen decir que el dinero llama al dinero y tal y por lo que podemos observar, parece que, además, la tecnología también es una fuente inagotable de recursos financieros.