Son tiempos extraños los que vivimos. Puede que la tecnología nos esté sirviendo para ayudarnos en nuestras tareas diarias o que la misma también nos esté otorgando la posibilidad de lograr objetivos que hasta hace unas décadas resultaban impensables. Sin embargo, en ciertas ocasiones, parece que dejamos toda la responsabilidad de nuestras vidas en sus manos y déjame avisarte, puede que no sea la mejor idea en cualquier circunstancia.

¡Stop! Una señal de Burguer King a 50 metros

Recientemente, gracias a la información que hemos podido localizar a través del medio de comunicación Business Insider, hemos tenido constancia de un error, curioso y preocupante al mismo tiempo, que provocaba un fallo en la lectura de los letreros de Burguer King, cuyo diseño tampoco ayudaba demasiado, siendo interpretados por el sistema de navegación guiada de los coches eléctricos de Tesla como señales de stop. Los vehículos, tal y como puedes ver en el vídeo que te dejo bajo estas líneas, reconocían la falsa señal y alertaban al conductor acerca de su inmediatez, incluso deteniendo el coche.

Las promociones casuales, utilizando el humor, son la mejor manera de ganar adeptos

Es verdad que este problema, si es que puede calificarse de tal manera, imagino que tendrá más que ver por lo extraño de la señal de la cadena de comida rápida que por la gestión del software del coche, pero resulta evidente que los ingenieros de Tesla no se habían topado con ellas en sus pruebas. Burguer King, en una gran maniobra publicitaria, ha ideado un hashtag, bajo el nombre de #autopilotwhopper, con el que todo aquel que comparta una imagen de un vehículo de Tesla sufriendo el fallo tendrá una hamburguesa gratis en sus restaurantes. La campaña publicitaria reza así:

Quien sabría que los coches inteligentes eran lo suficientemente listos para frenar por un whopper. La inteligencia artificial sabe lo que estás deseando. Enciende el Autopilot y para en Burguer King.