Amazon no gana para disgustos. Después de ver cómo Google le planta cara en España con el lanzamiento de Nest Hello, la compañía estadounidense se ha visto obligada a retirar del mercado unos muñecos de peluche que grababan las conversaciones de sus dueños.

Esto no es nada nuevo para Amazon, ya que, como sabrás, no ha pasado mucho tiempo desde que uno de sus altavoces inteligentes grabase una conversación privada y la enviase a un contacto. Mientras intenta dejar atrás estas polémicas relacionadas con la privacidad, Amazon se ha enterado de que dos de sus clientes se han aprovechado al máximo de su política de devoluciones.

La estafa de las devoluciones no ha terminado de buena manera para los delincuentes

Más de un millón de dólares han ganado estos dos estafadores durante el tiempo que ha durado el engaño. Y no es que hayan tenido que tirar de mucha inteligencia para hacerlo, porque solo han aprovechado al máximo un detalle en esa política de devoluciones.

El juez ya ha condenado los hechos, y te avanzamos que los estafadores no estarán muy contentos con la decisión. ¿Cuál ha sido el método de engaño de estos dos usuarios? ¿Cuál es la pena que tendrán que cumplir por tales actos?

Amazon vs. Los Finan

Muchos de los usuarios de Amazon saben que la política de devoluciones de la compañía es un tanto… débil. Aprovecharse de ellas es algo que más de uno ha hecho, aunque no hasta el límite de ganar hasta más de un millón de dólares en beneficios.

Cuando pides un producto de esta compañía de comercio electrónico y te llega dañado, puedes reclamar el envío de otro producto en buenas condiciones o el reembolso del precio que has pagado por él. Esta política beneficia de gran manera a los usuarios, que siempre están protegidos frente al mal estado del pedido.

Amazon ha sido víctima de un estafa de más de un millón de dólares. Digital Trends

Sin embargo, no todos los usuarios tienen buenas intenciones, y ponemos como ejemplos claros a Erin y Leah Finan, una pareja de Indiana (Estados Unidos). Estos dos clientes de Amazon pedían reclamaban constantemente a la empresa por el envío de productos dañados.

La realidad era muy diferente, ya que todos los productos que ambos recibían se encontraba en buen estado. Según informan desde iDropNews, los Finan vendían el producto en buenas condiciones a Danijel Glumac, su contacto en Nueva York, que era el encargado de venderlo finalmente al público.

Mediante este método, la pareja y Glumac llegaron a estafar más de un millón de dólares a Amazon, que finalmente se dio cuenta de todo lo que estaba pasando. Y no es para menos, ya que hicieron el mismo proceso con alrededor de 2.700 productos electrónicos, como tablets, videoconsolas, cámaras GoPro y otros dispositivos.

Abusar de las devoluciones de Amazon es pasado

Los estafadores han explicado orgullosos cómo es el método que han utilizado para ganar tanto dinero, como informan desde Ideal. La ilusión se les habrá quitado de repente al conocer la sentencia que el juez ha concretado para ellos.

Amazon denunció a los tres estafadores ante la justicia estadounidense, que ha decretado que estos se han enriquecido a costa de la política de devoluciones de la compañía y han provocado que el resto de usuarios tenga que pagar más por los productos para suplir ese gasto de las empresas.

Utilizando la política de devoluciones de Amazon, estos dos estafadores crearon toda una trama. Business Insider

Parece que ningún miembro de la pareja podrá eludir la prisión, ya que Erin Finan ha sido condenado a 71 meses de cárcel y Leah Finan, su mujer, tendrá que pasar 68 meses entre rejas. El cómplice tampoco sale limpio de este caso, ya que ha sido condenado a 24 meses de prisión por los delitos cometidos.

Esta condena sirve como ejemplo para el resto de usuarios de Amazon, que a partir de ahora se lo pensarán dos veces antes de intentar engañar a la compañía mediante su política de devoluciones. Josh Minker, fiscal general de Estados Unidos, ha hecho las siguientes declaraciones al respecto:

Para aquellos que buscan explotar la conveniencia de comprar en línea a través del fraude, recuerden este caso. Seréis atrapados. Seréis procesados. E iréis a la prisión federal durante mucho tiempo.

Queda bastante claro que la justicia estadounidense sabe bien cómo luchar contra este tipo de estafas. Amazon puede estar tranquila tras conocer la sentencia, ya que además recibirá 1.218.504 dólares como compensación por el daño sufrido.