Es una realidad que el famoso coronavirus está cambiando, y lo seguirá haciendo, la manera en que afrontamos estas últimas semanas. Si te encuentras en alguna de las zonas donde más rápido se está extendiendo el virus, ya estarás al tanto de las medidas que tanto Gobierno como empresas están aplicando para intentar frenar su avance. Una de las opciones que ya se están manejando es ofrecer a los empleados la posibilidad de trabajar desde casa. A priori es una opción poco factible para la inmensa mayoría de personas, aunque algunos podemos dedicar parte del día a ello. A continuación te cuento mi experiencia.

Sin prisa, pero sin pausa

Para que sepas un poco el contexto en que me muevo, mi jornada laboral se divide en dos mitades. Por la mañana trabajo en una empresa que nada tiene que ver con la redacción de artículos, trabajo que me tiene ocupado hasta las 15 horas de la tarde. Después de comer, habitualmente dedicándole un par de horas al día, es cuando puedo estar en casa buscando el contenido más actual para que estéis informados e informadas. Es verdad que mi trabajo no requiere de muchas horas diarias, pero es una mera muestra de cómo afrontar la situación.

Este sería un entorno ideal para trabajar desde casa. Unsplash
Hay que elegir bien el lugar donde se trabaja en casa

Es verdad que puede resultar tentador pensar en el hecho de trabajar desde casa, tiene muchos beneficios, pero la realidad es que es necesaria una gran dosis de disciplina personal. He leído que mucha gente opta por vestirse como si irían a un trabajo presencial, pero yo, después de toda la mañana, y parte de la tarde, fuera de casa, adoro ponerme algo más cómodo para trabajar. El segundo aspecto, que creo que habría que destacar si quieres ser productivo, es trabajar en un entorno que te permita recibir luz natural. No sabes lo complicado que es ser productivo con lámparas o luz tenue.

Música para ayudar a tu mente

La mayoría de nosotros, eso es al menos lo que creo, vivimos rodeados de vecinos. El tercer elemento que destacaría como realmente importante es la música o el sonido. No se trabaja, siempre hablo de mi caso personal, nada bien en ningún extremo. Mucho ruido es el gran motivo para estar desconcentrado, pero estar en el silencio más absoluto también. Además, teniendo vecinos, mascotas o hijos, es complicado que esa última parte se produzca. Mi truco en este caso es utilizar mis auriculares con cancelación de ruido. Mezclar música adecuada para el momento con la ausencia de distracciones puede definir que tu trabajo sea excelente o no.

La gestión del ruido y la música es clave para ser productivo. Unsplash

Existen mil y un aplicaciones, dependiendo de qué tipo de trabajo realices en casa, que te ayudarán a ser más productivo y a sobrellevar las tareas que te han sido encomendadas. Sin embargo, creo que es básico rodearse de buenas playlist. Yo estoy escuchando, mientras escribo este artículo, una lista de reproducción en Spotify que se llama Lo-Fi Beats, aunque también suelo concentrarme con un par de ellas más, Lofi hip hop music y Peaceful piano son dos imprescindibles en mis sesiones desde casa.

El mejor consejo que puedo darte es que busques eliminar distracciones y un ambiente ideal para ti

En resumen, que no quiero extenderme demasiado, mis consejos para trabajar desde casa sería tener un buen espacio con luz ambiente, alejado de posibles distracciones y con la posibilidad de dejarte llevar por la música en tus auriculares, si son con cancelación de ruido mucho mejor, para que, sin comparar con el trabajo presencial, puedas ofrecer todo tu rendimiento desde la tranquilidad de casa. Y os dejo que se me quema la pizza en el horno, mi perro quiere que le tire la pelota, llaman al portero automático y me quedé sin batería en los auriculares.