Desde bien pequeño, al menos desde que he tenido conciencia de que lo era, he tenido que pasar por el trago de sacarme sangre, como se dice coloquialmente, y nunca he tenido ningún problema con ello. Imagino que si alguna vez lo tuve, mi mente ya se encargó de borrar el archivo de mi cerebro. En cualquier caso, aquellas personas que sí sufren cuando tienen que plantarse en su cita frente a la aguja y la temible enfermera, podrían ver cómo un nuevo enemigo se acerca a gran velocidad por el horizonte. Y éste es más despiadado que cualquier ser humano.

Máquinas drenando humanos

Recientemente, gracias a la información que hemos podido leer en el medio de comunicación especializado Rutgers Today, hemos conocido cómo será el primer robot capaz de obtener una muestra de sangre del brazo de un paciente. Este procedimiento, uno de los más realizados en cualquier hospital o clínica del mundo, ya cuenta con el primer dispositivo capaz de extraer el rojo elemento. Además, parece que las primeras pruebas con pacientes han tenido un éxito bastante considerable.

Así podría ser la extracción de sangre del futuro. Rutgers Today
La desconfianza hacia los profesionales sanitarios podría ser erradicada con este invento

Las primeras personas en probar este aparato, que en total han sido 31 individuos, han dado fe de lo inteligente del proyecto. Un 87% de los pacientes fueron pinchados de manera satisfactoria, subiendo este porcentaje hasta el 97% de efectividad en aquellos pacientes que tenían las venas visibles. El dispositivo, que cuenta con un sistema de ultrasonidos para localizar con exactitud el punto donde realizar la extracción, también incluye un analizador, si es que puede denominarse de tal manera, de la sangre extraída. Josh Leipheimer, uno de los integrantes del proyecto, asegura que:

Un dispositivo como el nuestro podría ayudar a los profesionales del sector en la extracción de muestras de sangre de manera rápida, segura y con confianza, previniendo complicaciones innecesarias y dolor en pacientes con varios intentos de inserción de la aguja.