Sin duda alguna, no aprendemos. Ya sea que confiamos en políticos corruptos o en empresas tecnológicas que, más de una vez, han demostrado que únicamente les importamos para obtener nuestros datos más personales y, de esta manera, venderlos al mejor postor. Facebook, por enésima vez, sigue su senda oscura, aunque ahora parece que la justicia quiere tomar cartas en el asunto.

Nueva York contra Mark Zuckerberg

La noticia ha saltado hace pocas horas y nos sorprende con la posibilidad de que el Departamento de Justicia de Nueva York entre de oficio contra la red social. En este caso, en la información que hemos podido obtener del prestigioso medio de comunicación The New York Times, sabemos que el fiscal general podría abrir una investigación por la recopilación de un millón y medio de correos electrónicos. A pesar de que esta investigación, por el momento, no ha sido confirmada, todo parece indicar que Facebook deberá ir preparando a su ejército de abogados.

Facebook podría haber obtenido correos electrónicos de forma fraudulenta. The Verge
Los recelos hacia Facebook no hacen más que crecer con el paso de los años

Las sospechas, ya publicadas por distintos medios como Business Insider, apuntaban a que la compañía tecnológica había recopilado estos datos a partir del año 2016. La empresa ya ha asegurado que todo se debió a un error, como la mayoría de ocasiones en que ha sido acusada de malas prácticas, y que está en contacto con el Departamento de Justicia. Según palabras de Letitia James, fiscal general de Nueva York:

Facebook ha demostrado, repetidamente, una falta de respeto por la información de los consumidores, mientras al mismo tiempo obtenían beneficio del minado de datos. Ya es hora de que Facebook se responsabilice de la manera en que maneja la información personal de los consumidores.