Los últimos meses han estado plagado de noticias en las que se hablaba de las brechas de seguridad sufridas por grandes compañías tecnológicas. No ha pasado ni una semana desde que informásemos del fallo de Facebook con fotos privadas, que afectó a 6,8 millones de usuarios, y ya tenemos a nueva víctima: Twitter.

La red social de microblogging ha confirmado que notó una "actividad inusual" el mes pasado que le llevó a iniciar una investigación para descubrir lo que sucedía. Tras el estudio necesario, Twitter encontró que algunos datos de sus usuarios habían quedado sin protección.

Una "actividad inusual" desde Arabia Saudí y China

La compañía ha informado que el pasado 15 de noviembre encontró un problema en los formularios de asistencia que los usuarios rellenan para ponerse en contacto con Twitter. Justo el día después del encontrar el error, la compañía lo solucionó y se aseguró de que no había pasado nada grave.

Según ha explicado Twitter, esta brecha de seguridad en los formularios podría ser utilizada para descubrir los códigos del país de aquellos usuarios que tienen el número de teléfono vinculado con la cuenta de la red social. Afortunadamente, Twitter ha asegurado que "el problema no expuso el número telefónico completo ni otros datos personales".

Twitter ha hablado de una "actividad inusual" que puso en compromiso los datos de sus usuarios. Vox

La investigación llevada a cabo por la compañía reveló actividades inusuales con direcciones IP pertenecientes a China y a Arabia Saudí. Un gran número de consultas de formularios de Twitter procedían de estos países, y la red social ha comentado que este hecho podría estar relacionado con "actores patrocinados por el Estado".

Finalmente, Twitter ya ha informado a los afectados sobre el fallo de seguridad, aunque parece que no ha comprometido los números de teléfono al completo ni otros datos privados de los usuarios. Las leves consecuencias de la brecha no han importado en la bolsa, ya que el valor de las acciones de Twitter cayeron hasta un 7% tras el comunicado.