Close Button
Compartir

Crean una boya flotante pensada para reducir la huella del ser humano en los ecosistemas marinos. He aquí algunas de las claves de su funcionamiento.

Tras años y años de pesca masiva, unido a la huella del ser humano en la naturaleza, se está observando cómo existe un gran deterioro de fauna y flora en la mayor parte de los ecosistemas presentes en el mundo. Este problema está haciéndose cada vez más grande y, como es lógico, está afectando de manera cada vez más agresiva. Por ello, es necesario actuar cuanto antes para conseguir reducir nuestro impacto en la naturaleza a partir de ahora.

La tecnología está de nuestro lado en este caso. A lo largo de los últimos años, la mejora de las novedades a nivel de innovación nos ha permitido contar con nuevos recursos que pueden contribuir a este nuevo desafío. El proyecto Farallon permitirá, por ejemplo, reducir los índices de contaminación del medio marino y salvar, de esta forma, millones de animales en el medio plazo.

Se trata, nada más y nada menos, que de una sencilla boya a la que se han agregado una serie de aplicaciones adicionales. Basa su diferenciación en que su principal objetivo es que no se pierdan redes que circulan miles de kilómetros en los océanos. A su paso, causan la desaparición de muchos peces, los cuales quedan atrapados sin poder tener una escapatoria. La clave de su éxito radica en la inclusión de soluciones a nivel software y conectividad.

Esta tecnología ha sido fabricada por Blue Ocean Gear, una empresa que está muy comprometida con la mejora de los ecosistemas marinos. Tras varios años de arduo trabajo, se ha podido diseñar una plataforma que tiene como objetivo la creación de una propuesta que está especialmente pensada para ofrecer un gran rendimiento en los próximos años. La clave de su éxito es reducir al máximo la huella del ser humano en prácticas como la pesca en el mar.

Veamos, por tanto, cuáles son las principales características de esta tecnología, por qué nos encontramos ante una propuesta que destaca por ser un referente en la industria de la pesca y, por supuesto, qué es lo que podemos esperar de un producto que llama la atención por contar con un arsenal, tanto a nivel de uso de materiales como empleo de innovación tecnológica.

Una boya inteligente para evitar que las redes de pesca se pierdan en el mar

Su funcionamiento es muy sencillo, ya que tan solo hay que anclar la red de pesca que se suelta durante la faena para tener controlada su ubicación en todo momento. Entre sus cualidades, es importante reseñar cómo ofrece un sistema de flotamiento para que, a nivel visual, pueda ser fácilmente detectable por el barco en cuestión. Ahora bien, ¿cómo sería su imagen? Como no podría ser de otra manera, la utilización de un color llamativo era algo que no podría faltar.

Farallon, la boya inteligente para evitar que las redes se pierdan en el océano

Farallon es una especie de boya inteligente que destaca por sus cualidades a nivel tecnológico. New Atlas

Entre sus múltiples cualidades a nivel tecnológico, destaca la disposición de GPS, acelerómetro sensores de temperatura y profundidad del agua y módulos de radio de banda abierta de largo alcance y satélite Iridium. Todo ello, trabajando conjuntamente, nos permite disfrutar de una innovadora solución para evitar la pérdida de redes de pesca en el océano. Con este sistema, será mucho más difícil la justificación de que hay alguna red que no ha vuelto después de un día de faena.

De igual forma, cuenta con una batería de níquel-hidruro metálico para poder mantener la recopilación de información y el envío de la misma hasta un máximo de 10 meses después de la última carga completa. Se trata, por tanto, de una alternativa con una gran eficiencia en términos de consumo energético. Ahora bien, ¿qué es lo que puede decirse sobre su rendimiento? Si varía su posición debido a una tormenta o por cualquier otro episodio, se enviará una alerta al usuario mediante un SMS.

Un funcionamiento contrastado y pensado para ser un referente en el mercado

Esta curiosa boya está pensada para ser resistente frente a todo tipo de problemáticas. Tiene una carcasa de PVC pensada para aguantar los envites, mordiscos y demás acontecimientos en los que pueda tener un protagonismo. De igual forma, es una solución que tan solo tiene un peso de 2,7 kilogramos. Se trata, por tanto, de un producto que no tendrá ninguna repercusión en cuanto al rendimiento pesquero.

Además, es posible su hundimiento hasta una profundidad máxima de 200 metros sin sufrir daño alguno. Teniendo en cuenta que su flotabilidad es muy notable, nos encontramos ante una variante muy eficiente en cuanto a rendimiento.

Habrá que esperar un tiempo para comprobar si esta propuesta tiene reconocimiento a nivel internacional y, por supuesto, permite su integración en el mercado. De confirmarse, estaríamos ante un nuevo paso por mejorar la calidad del fondo marino, el cual lleva siendo perjudicado por nuestra propia acción desde hace muchos años.

Temas relacionados: Tecnología

Compartir
HBO Max logo
Suscríbete a HBO Max con un 50% de descuento de por vida Suscribirse
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por 8,99 dólares! Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!