Todos tenemos en mente algunos problemas sonados que han protagonizado equipos de la compañía de Tim Cook. Ahora mismo, podría nombrate el conocido Antennagate, un problema que afectaba a los iPhone de cuarta generación y que imposibilitaba que los mismos pudiesen recibir, de forma correcta, señal móvil, además del famoso Bendgate, que doblaba los terminales de la compañía, en concreto fue conocido el caso de los iPhone 6. Ahora es el turno de los equipos portátiles de Apple.

Iluminación no buscada

Todo parece indicar que el nuevo problema que ha surgido para la firma asentada en Cupertino radica en una conexión entre el equipo y la pantalla. Según la información que hemos podido leer en el medio de comunicación iFixit, responsables de destripar y mostrarnos el interior de los dispositivos de Apple, sabemos que muchos usuarios están informando acerca de un error que se manifiesta en la pantalla de los MacBook Pro y que ilumina de manera incorrecta la parte inferior. El diseño tan reducido de los equipos sería el causante de que uno de los cables se doble, de manera que la pantalla quede iluminada de manera poco agradable.

Este sería el efecto de la luz en la pantalla. The Verge
La solución no es nada barata

El efecto de iluminación de la pantalla, que debería ser potente y uniforme, provoca lo que se denomina luz de escenario. Un problema que surge cuando el portátil se abre en un ángulo superior a los 40 grados de inclinación. El verdadero dolor de cabeza, si eres uno de los afectados, es que el cable forma parte de la pantalla, con lo que su sustitución, que siendo un cable costaría unos 5 euros, nos llevaría a aumentar la cifra hasta los escalofriantes 600 euros, aproximadamente. Para que luego venga Apple diciendo que sus diseños son puro gozo. Que se lo digan a quienes tienen una pantalla de cine portátil entre sus manos.