A nadie debe sorprenderle, a estas alturas, el crecimiento del coche eléctrico en el mercado. Desde hace un tiempo, Ford ha introducido novedades con una orientación muy clara hacia el concepto sin emisiones contaminantes. Tanto es así que ha firma ha decidido nombrar a su primer modelo con baterías Mustang Mach-E, haciendo gala a una las denominaciones tradicionales de la marca.

Muchos pensarán que se trata de un sacrilegio el hecho de incorporar una variante mecánica eléctrica en vez de un bloque V8 de gasolina bajo el capó a un modelo bajo el nombre Mustang. Sin embargo, todo tiene una explicación. Las mecánicas eléctricas serán uno de los distintivos más destacados de la marca de cara a afrontar esta nueva etapa en la automoción.

Ford ha creado el Mustang Mach-E para atender la demanda del segmento SUV

Para entender este nuevo concepto, aun difícil de asimilar para algunas generaciones, Ford ha desarrollado una versión muy especial del nuevo SUV sin tubo de escape. La filosofía de la competición busca, efectivamente, mostrar algunas de las cualidades que más llaman la atención de los motores y baterías eléctricos en relación con los tradicionales de gasolina y diésel.

La versión radical ha agregado al nombre comercial el número 1.400, el cual está íntegramente relacionado con la potencia que es capaz de extraer el conjunto de 7 motores. Sí, ¡7 motores para lograr aceleraciones de infarto! Se trata de una variante que ha sido creada en colaboración de RTR y la división Performance de la marca. Es, sin duda alguna, un proyecto diferencial.

Veamos, por tanto, cuáles son las principales cualidades de este nuevo concepto, por qué sirve para explicar algunas de las curiosidades que mejor definirán al modelo de calle y, por supuesto, qué nos anticipa la nueva generación de coches eléctricos que habrá en el mercado a lo largo de los próximos años. Disfruta de las imágenes y, sobre todo, presta atención al sonido.

Un revolucionario concepto para explicar qué se avecina en Ford

Ford, en los últimos años, ha mostrado una exquisitez destacada a la hora de apostar por una división de vehículos deportivos. El fabricante americano, con esta versión mejorada del Mach-E, vuelve a demostrar el gran trabajo que ha realizado el fabricante. El prototipo 1400 dispone de un diseño y prestaciones propias de un modelo de la alta competición. He aquí el vídeo que lo corrobora.

Tal y como se puede observar, esta unidad en particular ofrece en un gran desempeño cualquiera que sea el tipo de prueba que se realiza. Esto es así debido, fundamentalmente, al increíble par que ofrece el aprovechamiento de sus 7 motores eléctricos. A ello contribuye, además, la disposición de un centro de la gravedad muy bajo debido a la inclusión sobre el chasis de la batería.

La capacidad de la batería es estándar en relación al resto del mercado

El equipo que ofrece energía al sistema es de 58,6 kWh, por lo que, rodando al máximo rendimiento, apenas agota su ciclo completo de carga en apenas unos minuto. Aun así, cabe destacar que no está diseñado este concepto para ofrecer una autonomía de cientos de kilómetros. Aquí, lo que importa, es demostrar cómo un coche eléctrico puede ser igual de divertido que uno tradicional.

A nivel de carrocería, ofrece un kit de alto rendimiento que consigue una mayor eficiencia cuando se rueda a un alto ritmo, mientras que la presencia de un imponente alerón en la parte trasera consigue ofrecer una gran resistencia aerodinámica a gustos del usuario. Ahora bien, ¿por qué se han llegado a emplear hasta unas 10.000 horas de trabajo en su creación?

La Nascar como territorio natural del Ford Mustang Mach-E 1400

No se trata de un simple prototipo que pasará sin pena ni gloria en el mercado. Su aparición tendrá lugar en el Nascar, una de las competiciones más destacadas en el ámbito del motor. La preparación, por tanto, ha sido creada a conciencia para ofrecer un gran rendimiento a lo largo de los próximos meses. Se trata de un programa experimental que tendrá un gran recorrido.

El Ford Mach-E 1400 se ha convertido en un referente en movilidad sostenible de competición. Autonoción

Entre las virtudes de esta variante respecto a una parrilla de bólidos con motor convencional estará el sistema de frenado regenerativo. Según se puede leer en Electrek, esta será una referencia debido a un menor uso del pedal de freno. El sobrecalentamiento de las pastillas de freno no será un condicionante para el modelo creado por Ford.

¿Veremos alguna versión de calle próxima a este concepto? Se trata de una variante única y experimental que busca eliminar algunos de los clichés que afectan, todavía, al mercado de la movilidad sostenible. Habrá que esperar a ver cómo afronta el Mach-E su nuevo rol en el segmento eléctrico para entender cuáles son las aspiraciones de la marca en un mercado con cada vez mayor competencia.