La mejora de la tecnología ha provocado que en los últimos años se haya podido descubrir nuevas bolsas con recursos fósiles en algunas zonas del planeta.

Las prospecciones, hasta hace unos años, no hacían tanto daño al medio ambiente. Sin embargo, la técnica del fracking ha despertado el interés de varios grupos, los cuales han mostrado su defensa y repulsa a su utilización por parte de las compañías petrolíferas.

El fracking ha provocado un descenso en el precio del petróleo

¿Por qué se mantiene en la cúspide de la polémica? Al parecer, podría causar terremotos en áreas próximas a las prospecciones. Hace un tiempo, un estudio publicado en GeoScienceWorld pudo demostrar que sí es cierto que existe una correlación entre el episodio natural y la extracción de petróleo y gas utilizando este método.

Ahora bien, ¿por qué está en la palestra y por qué, en cierto modo, no nos quejamos de las consecuencias que genera? Con el único objetivo de que sepas en qué lado situarte en el debate, lo más óptimo es ver qué significa este término y por qué hay quienes lo demonizan.

Por qué el fracking es recurrido por las petrolíferas

Según la BBC, el fracking es una técnica que permite extraer gas de esquisto, un tipo de hidrocarburo no convencional que se encuentra atrapado en capas de roca, a gran profundidad.

El modo de extracción, una vez se ha logrado alcanzar la ubicación del mismo, sigue unos pasos muy extrictos. Todo consiste en la inyección, a muy alta presión, de agua mezclada con hasta un total de 160 productos diferentes, los cuales, según la plataforma equo, algunos de ellos son cancerígenos y perjudiciales para el ser humano y, en términos generales, para el medio ambiente.

El fracking se ha popularizado en los últimos años. Adicae

Tal y como se puede observar en el anterior gráfico, el pozo comienza con la instalación de la tubería, la cual puede descender hasta unos 4.000 – 5.000 metros de profundidad. Una vez alcanzada el área óptima para extraer el recurso fósil, se debe continuar la prospección de forma horizontal.

En esta altura se encuentran millones de rocas que contienen atrapado el metano. ¿Cómo extraerlo? Fracturando literalmente la piedra. De esta forma se libera el material fósil, ascendiendo este y obteniéndose así, el producto.

¿Qué riesgos entraña utilizar esta técnica?

Múltiples plataformas y colectivos han mostrado su rechazo al uso de esta tecnología. Observando las diferentes críticas al respecto, se ha decidido realizar una lista, analizando qué afirma fractura hidraúlica NO al respecto. Aquí se destacan las críticas más llamativas y que, por tanto, mayor impacto deberían tener sobre el medio ambiente:

  • Empleo masivo de agua y contaminación de la misma: al emplear ingentes cantidades de agua, se produce un despilfarro de este recurso natural. Además, el agua, al mezclarse con todo tipo de productos químicos, se vuelve inservible para un uso posterior.

  • Uso intensivo de personal en alrededores de la plataforma: dada la gran obtención de material, el tráfico de camiones provoca una contaminación del lugar anexo a la fuente. Esto provoca que se produzca una triple contaminación; la generada por los motores de combustión, la acústica y la del pozo petrolífero.
El fracking es una técnica popularmente utilizada por las compañías petrolíferas. equo
  • Incremento de la actividad sísmica de la zona: someter a las capas de la Tierra a esfuerzos tan importantes hace que, en ocasiones, se produzcan desplazamientos de las placas tectónicas. Esto provoca, por supuesto, corrimientos de la corteza terrestre y dando lugar, por supuesto, a terremotos.

  • Riesgos por liberación de gases tóxicos: escapes de gas o de ácido sulfhídrico puede provocar una contaminación severa del medio que rodea la instalación del pozo de extracción. Según periodismohumano, en relación con la defensa de GREENPEACE, también constata importantes cantidades de benceno cerca de los lugares de extracción.

De hecho, hace un tiempo GREENPEACE llegó a publicar un proyecto en el que se mostraba todo lo que acontecía en torno a esta técnica:

Se ha registrado benceno, un potente agente cancerígeno, en el vapor que sale de la pozos de evaporación.

Como ves, muchos colectivos, ante problemas como los relatados anteriormente, ya ha puesto el grito en el cielo para acabar con este tipo de prospecciones.

De hecho, algunas Administraciones ya han mostrado su desacuerdo con el empleo de este tipo de extracción de materiales fósiles. A modo de ejemplo, según relata Adicae, las Comunidades Autónomas de Cataluña y Cantabria ya han prohibido el empleo de esta fórmula.

El precio como primer argumento de su uso

Esta técnica no convencional parece contar con mayor número de detractores que defensores. Aun así, países como Estados Unidos, están llevando a cabo numerosas extracciones utilizando este método.

Una vez más, motivos económicos están detrás de su popularización

Abaratar costes y rentabilizar las inversiones llevadas a cabo en investigación y desarrollo parecen ser los principales motivos para seguir presente en el mercado.

Mientras tanto, no son pocas las alarmas que la naturaleza está dando en forma de actividad sísmica y contaminación de acuíferos y aire.

¿Seguirá manteniéndose esta forma de extracción? Algunas fuentes afirman que Estados Unidos podría autoabastecerse de recursos fósiles hasta 2035 gracias al fracking. ¿Independencia energética? Es posible que ahí esté la clave de todo.