Las "fake news" ya se han consolidado como uno de los principales problemas para las compañías tecnológicas. Twitter, Facebook o Google son algunas de las implicadas en la lucha contra ellas, que cada vez es más fuerte, pero que sigue siendo insuficiente para una Comisión Europea que reclama más medidas.

WhatsApp, una de las redes de mensajería más utilizadas, no queda fuera de esas apps utilizadas para la difusión de noticias falsas. Para contrarrestar la fuerza de la desinformación, los responsables de la plataforma trabajan en un buscador que permita a los usuarios conocer el origen de las imágenes que reciben.

Saber de dónde viene la información para no difundirla

La implicación de WhatsApp con las "fake news" es directa, llegando incluso a eliminar en torno a 2 millones de cuentas al mes que se dedican a la desinformación. Esta eliminación no es suficiente para deshacerse de las noticias falsas, por lo que la compañía trabaja en nuevas medidas que ofrezcan otras opciones a los usuarios.

Según informa WABetaInfo, WhatsApp está probando en su versión beta 2.19.73 la introducción de una función que permite buscar en la web la imagen que se ha recibido a través de la app. De esta forma, si el usuario sospecha de la información que aparece en ella, siempre puede buscar su origen en Google para comprobar su veracidad.

WhatsApp podría habilitar un buscador para averiguar el origen de las imágenes. The Independent

Como suele pasar al descubrir que WhatsApp está probando una nueva función, se desconoce cuándo la compañía se decidirá a lanzarla al público. Sin embargo, WABetaInfo asegura que ese buscador de imágenes está ya preparando sin ningún error aparente, por lo que solo queda que WhatsApp le dé luz verde.

La función de la plataforma contra las "fake news" no es un arma letal, ya que sigue necesitando la intención del usuario de querer conocer la verdad. Pese a esto, supone un avance importante a la hora de ofrecer herramientas que permitan a ese mismo usuario saber si las imágenes que recibe son ciertas o no.