El cuerpo humano es capaz de generar calor por si solo. Esta es una características que no poseen algunos animales, tales como los reptiles, los cuales requieren acudir a fuentes externas para poder mantener una temperatura determinada. Ahora bien, ¿podríamos aprovechar esta facultad para desarrollar nuestra propia obtención de energía eléctrica con un dispositivo?

Al respecto se ha desarrollado una línea de investigación que ahora, tras un tiempo de análisis y desarrollo de la idea, podría traducirse en un proyecto con un gran provenir en el futuro. Entre las conclusiones que se han determinado por el momento, llama la atención ver cómo se obtendría el calor necesario que, posteriormente, sería transformado a electricidad.

El gadget basa su diferenciación en la instalación de unos generadores termoeléctricos

Un gadget de reducidas dimensiones sería suficiente para conseguir la obtención de hasta un voltio de energía por cada centímetro cuadrado de piel. El funcionamiento de esta curiosa tecnología consistiría, básicamente, en la aplicación de generadores termoeléctricos adheridos a este producto. Se trata, por tanto, de una forma natural de obtención de energía por parte de un complejo sistema.

El resultado de las primeras investigaciones ha sido publicado en la revista Science Advances. Se espera que a lo largo de los próximos meses se puedan introducir soluciones ingeniosas que puedan incrementar la obtención de información, la cual puede derivar en aplicaciones reales, tales como la carga de un smartphone o de cualquier otro dispositivo tecnológico de pequeño tamaño.

Veamos ahora, por tanto, cómo es el funcionamiento de la innovación desarrollada por un equipo de expertos en nanotecnología, cuáles son las aplicaciones que se han conseguido desarrollar al respecto y, por supuesto, hasta qué punto se trata de una solución con un gran potencial en el futuro. ¿Imaginas poder cargar tu teléfono móvil a este gadget para disfrutar de más autonomía de la forma más sencilla?

Soluciones de nanotecnología para desarrollar sistemas de carga

Según se puede leer en el portal tecnológico especializado New Atlas, unos investigadores de la Universidad de Colorado han sido los encargados de desarrollar uno de los programas más avanzados en la materia. Se trata de una innovación que llama la atención, principalmente, por las grandes soluciones que se han adoptado en muy poco tiempo.

El gadget en cuestión ha sido desarrollado por la Universidad de Colorado. New Atlas

Según han confirmado los propios propulsores de este experimento diferencial, se espera que, en algún momento, se pueda conseguir energía eléctrica suficiente que pueda permitir a algunos dispositivos electrónicos, carecer de su propio sistema de alimentación interna. Sí, ya se está hablando de la eliminación de la clásica batería que podría contener, por ejemplo, un libro electrónico.

Se espera que la carga de pequeños dispositivos electrónicos sea posible en el futuro

Es importante recalcar al respecto que, por el momento, se habla de poder cargar pequeños dispositivos que, además, gastan muy poca energía eléctrica. En este sentido, el enfoque en el corto y medio plazo está relacionado con los mencionados libros electrónicos, las pulseras de actividad y los smartwatches. En un futuro se acometerán soluciones más arriesgadas para que pueda agregarse el smartphone.

Cabe destacar, además, que el gadget dispone de una estructura moldeable, capaz de adaptarse al dedo de la persona. La inclusión de un polímero especial llamado poliimina, junto a la presencia de nanopartículas de plata, material con una gran capacidad conductual, es lo que permite recopilar el calor suficiente como para obtener, mediante un proceso de transformación, pequeñas cantidades de energía eléctrica.

Nueva etapa centrada en la fiabilidad para crear un producto muy concreto

En la actualidad, todas las miradas están centradas en la fiabilidad. En el proyecto actual, la cierta flexibilidad que tiene este sistema no permite, en ocasiones, que los filamentos se mantengan unidos durante grandes periodos de tiempo. Esto ocurre, principalmente, si se somete el gadget a actividades más exigentes, tales como la práctica de ejercicio físico de gran intensidad.

Es fundamental, por tanto, conseguir una mayor durabilidad de este componente esencial para la obtención del calor que emite continuamente nuestro cuerpo. De igual manera, se está trabajando para conseguir una mayor eficiencia en la recuperación de la energía obtenida. De hecho, se espera que en un futuro se pueda conseguir hasta 5 voltios por cada centímetro del cuerpo.

Xiao, la persona que está al mando de la innovación, junto al resto de integrantes del equipo de expertos, apostarán por introducir mejoras que permitan que en apenas unos años no sea necesaria la utilización de baterías en determinados dispositivos electrónicos. ¿Estamos ante una opción plausible o se trata de una línea de investigación que no tendrá un gran desarrollo por delante? Habrá que esperar un tiempo aún para saberlo.