Las gafas graduadas es un elemento que, muy posiblemente, podría tener un reconocimiento a nivel fiscal. Al ser un producto derivado de la salud, ¿debería estar exento de IVA y resto de impuestos que gravan el consumo? ¿Debería, quizás, beneficiarse de un tipo impositivo reducido? Este tipo de cuestiones están encima de la mesa, pero puede que llegue tarde el debate.

El motivo no es otro que la llegada de una innovación que podría revolucionar el mercado de las soluciones para la vista. Si eres miope o padeces cualquier otra enfermedad que te haga llevar gafas, habrás comprobado cómo las gafas deben renovarse cada cierto tiempo. Al fin y al cabo, un aumento considerable de la graduación conlleva un cambio asegurado en los cristales.

Las TouchFocus son unas gafas que llegan para revolucionar las soluciones para la vista

¿Y si esta renovación pudiese evitarse? La compra de unas gafas graduadas no es que sea una adquisición barata. Es cierto que el incremento de la competencia ha servido para reducir el coste, pero sigue siendo un producto con precios no asequibles para toda la población. Por ello, una empresa ha conseguido diseñar la solución definitiva; unas gafas que se acoplan a tus necesidades.

Las TouchFocus, que es como así se llaman, cuentan con una tecnología que les permite diferenciarse del resto de la competencia. Esta innovación, presentada hace ya un par de años, está consiguiendo aumentar su notoriedad en el mercado por el aumento de la demanda. Podría decirse que se está asentando la concepción de esta tecnología como elemento que podría sentar las bases en el futuro de la industria optometrista.

Veamos, por tanto, en qué consiste una solución que llegará a nuevos mercados para robar cuota de mercado a las opciones convencionales. ¿Estamos ante un momento disruptivo? Tras décadas en las que apenas se han acometido innovaciones de relevancia, estamos ante una situación clave para entender el futuro de las soluciones para la vista.

Unas gafas que se acomodan a nuestra situación en todo momento

Las enfermedades relacionadas con la vista se han disparado en los últimos años. Sin duda alguna, la llegada a mansalva de las pantallas a nuestras vidas, ha influido en estas estadísticas controvertidas. Mitsui Chemicals es la firma que se encarga de su diseño y producción. ¿Cómo funciona la tecnología que ha desarrollado desde Japón?

TouchFocus se ha convertido en una solución para revolución el mercado de las gafas graduadas. Lo último

Para entender la principal diferenciación de esta tecnología respecto al resto, es necesario hacer una mención en especial al cristal líquido que posee la lente. Basta con pasar el dedo por una superficie táctil presente en la patilla para disfrutar de una graduación distinta. Tan solo habría que haber registrado como es el nuevo enfoque para ver con naturalidad.

Las gafas disfrutan de una batería que cuenta con una autonomía limitada

Estas gafas cuentan con su propia batería para la realización del movimiento de la lente, la cual tiene una autonomía de hasta 10 horas de duración. De esta forma, aquellas personas que tuviesen diversas anomalías en su vista, verían en esta innovación una solución que mejoraría su calidad de vida de forma notable. Ahora bien, ¿por qué no ha calado entre el público?

Por el momento, solo son unos 100 puntos de venta autorizados los que gestionan actualmente la comercialización de este producto. El principal problema que se ha observado está relacionado con la promoción. Un cambio en esta política estratégica está permitiendo que se haya apostado por la expansión internacional. De esta forma, el número de clientes potenciales se disparará.

Una mayor cuota de mercado como punto de partida para este negocio

La internacionalización del producto será básico para entender su crecimiento en términos de cuota de mercado. Según se puede leer en la propia página web de la compañía, se espera que en los próximos meses se acuerde la comercialización del producto en otros países con un objetivo; alcanzar las 50.000 unidades vendidas para el año 2022.

Este producto está especialmente pensado para acabar con las gafas que disfrutar de graduación para la visión de lejos y de cerca. El acople mediante una superficie en el lateral de las mismas podría ser clave para poner foco en una necesidad que actualmente no está cubierta. ¿Ha llegado el fin de las alternativas progresivas? El debate está encima de la mesa.

La promoción está incrementando el uso de esta tecnología en el mercado

En Japón, el crecimiento que está experimentando este producto es muy notable. Sin embargo, se espera que en los próximos años se incremente su cuota de mercado a través del mejor mecanismo de promoción, el llamado ‘de boca a boca’. Para ello, es fundamental que se trate de una solución que cumpla los estándares de calidad y, sobre todo, accesibilidad en términos de precio.

Aun así, viendo las mejoras que se están produciendo en el ámbito de la salud de la vista, ¿cuánto tiempo queda para que el hecho de portar gafas sea una cuestión del pasado? Las operaciones oculares cada vez son más fiables, pero lo cierto es que no todas las personas están preparadas para pasar por tal situación.