"El cuerpo humano es una fuente abundante de energía. Pensamos: ‘¿Por qué no aprovecharlo para producir nuestro propia energía?’", comenta el autor de una interesante investigación al ser cuestionado por la misma.

Pestaña, oro, polímero… Diferentes elementos trabajan al unísono para funcionar con éxito

Ahora tú te preguntarás cómo puedes hacerlo y la clave está en tus dedos. Generar electricidad con un solo dedo ya es posible, aunque resulte increíble, y todo apunta a que este invento nos salvará de grandes problemas en el futuro.

Este curioso dispositivo ha sido creado por la Universidad de Buffalo y el Instituto de Semiconductores (IoP) de la Academia China de Ciencias (CAS), centros a los que debemos darles las gracias por semejante idea. Pero, ¿cómo puedes generar electricidad con un solo dedo? ¿Cuál es el futuro que le espera a este producto? ¿Llegará algún día a tus manos?

La energía está en ti

Como afirma Qiaoqiang Gan, principal responsable de esta investigación, eres una fuente abundante de energía y eso hay que aprovecharlo. Científicos chinos y estadounidenses lo han hecho, pero centrándose en una parte muy pequeña de tu cuerpo: el dedo.

Para ello, han diseñado un dispositivo formado por una pestaña de oro y polímero que se aprovecha de la energía creada al mover el dedo, según informa Antena 3. Ese dispositivo es realmente un nanogenerador triboeléctrico que recibe su nombre del tipo de carga que le proporciona la energía.

Hablemos de la carga triboeléctrica, esa que se produce cuando materiales diferentes se cargan eléctricamente al entrar en contacto. Así funciona la pestaña de la que te hablamos, que está formada por dos capas de oro que en el medio están acompañadas por una de un polímero llamado polidimetilsiloxano y conocido como PDMS.

Este dispositivo permite crear electricidad con un solo dedo. Nano Energy

El movimiento del dedo en el que esté apoyado este nanogenerador triboeléctrico provoca que una de las capas de oro se estire y se arrugue al volver a su sitio original, tal y como se explica en el propio estudio publicado en la revista Nano Energy. De esta forma, la fricción entre las capas de oro y el PDMS produce lo siguiente, según Yun Xu, profesor del centro chino:

Esto hace que los electrones fluyan hacia adelante y hacia atrás entre las capas de oro. Mientras más fricción, mayor es la cantidad de energía producida.

El movimiento del dedo es el encargado de provocar la energía eléctrica, por lo que cuanto más lo muevas, más electricidad estarás generando con tu cuerpo. Este pequeño dispositivo abre un nuevo mundo de posibilidades para hacernos la vida un poquito más fácil.

Es posible que, en el futuro, puedas olvidarte de la obsesión que supone salir de casa con el móvil cargado si llevas a mano este nanogenerador. ¿Imaginas cargar tus dispositivos con tu propia energía? Vamos a ver qué piensan los propios creadores sobre el futuro de este dispositivo.

Todas las esperanzas puestas en este nanogenerador

Como bien señala IFLScience, este no es el primer nanogenerador que emplea la carga triboeléctrica para crear energía. Sin embargo, sí es el primero que ha conseguido esquivar grandes costes y dificultades de producción.

La superación de estas barreras convierten a este dispositivo en la única esperanza del sector (por el momento). Sus 1,5 centímetros de largo por 1 de ancho han conseguido generar como máximo 124 voltios, una corriente máxima de 10 microamperios y una densidad de potencia máxima de 0,22 milvatios por centímetro cuadrado. Esta energía fue suficiente para encender 40 luces LED a la vez, por lo que puedes hacerte una idea de su potencia.

El objetivo de la Universidad de Buffalo y el Instituto de Semiconductores (IoP) de la Academia China de Ciencias (CAS) ahora es mejorar la capacidad de esta pestaña de oro y polímero. La facilidad de producción ya la han conseguido, por lo que solo les queda poder generar más electricidad.

El futuro pinta exitoso para un producto que aún tiene mucha capacidad de progresión por delante

Esto no parece suponer un problema para los científicos, que ya tienen planeado crear un nuevo dispositivo con capas de oro más grandes que puedan generar más energía con el mismo movimiento. Además, también piensan ya en crear una batería portátil que pueda almacenar la energía generada por la pestaña. Como ves, está todo pensado.

Son muchos los nanogeneradores triboeléctricos creados hasta el momento, lo que indica que este tipo de productos pueden tener un importante papel en los próximos años. ¿Qué mejor que crear energía con el movimiento de una mano? Esa era la función del nanogenerador con forma de piel presentado por N+1, similar al del que hemos hablado en este artículo.

El futuro ya está aquí y, con él, nuevas formas de generar energía. Ahora, todas las miradas apuntan a tu cuerpo, una fuente abundante que te podrá ayudar a cargar el móvil o el ordenador cuando más lo necesites.