La inteligencia artificial consiste, básicamente, en el análisis continuo de datos para buscar un patrón determinado. Una de las compañías que más delega en estos sistemas es Google, algo que se puede observar prácticamente en todos los proyectos en los que colabora. Hasta el propio buscador dispone de estas herramientas para ofrecer un desempeño más fiable.

Desde hace un tiempo, la línea de actuación de estos programas de aprendizaje profundo se ha abierto a otros muchos campos. El mejor ejemplo de ello nos lo muestran los múltiples sistemas de innovación que se están llevando a cabo en movilidad autónoma o en el área que entiende a toda la robótica. La marca de Mountain View es, sin duda, una de las más destacadas en el análisis de variables.

El océano aguarda secretos que podrían cambiar la historia de la vida en el fondo marino

Ahora bien, ¿cómo un programa de estas características podría servir para lograr una tecnología que nos permitiese conocer más sobre el medio marino? Lo cierto es que las limitaciones técnicas han provocado que no se haya podido descubrir todos los secretos que nos guarda el océano. ¿Qué se esconde más abajo de lo que nos han mostrado los proyectos llevados hasta la fecha?

Para conocer más sobre ello, Google ha creado una solución basada en un hardware junto a un software diferenciales. El objetivo es la búsqueda y obtención de datos relacionados con la biodiversidad que hay en aquellas áreas que todavía no han sido analizadas. ¿Qué permitirá este nuevo programa que podría llevarse a cabo a lo largo de los próximos meses? Su desarrollo abrirá nuevas vías.

Veamos en qué consiste esta nueva solución basada en una cámara experimental, por qué se ha decidido iniciar y continuar este proyecto y, por supuesto, qué es lo que se espera conseguir a lo largo de las próximas misiones del fondo marino con esta nueva tecnología. ¿Y si estamos más cerca de conseguir la información que necesita la humanidad para luchar contra la pérdida de la fauna y flora?

Tidal, uno de los proyectos más esperanzadores de Google

No es su principal línea de negocio, no se mantendrá como una línea de investigación referente en el seno de la compañía y, sin embargo, Tidal será uno de los pilares fundamentales en el estudio del fondo marino. Según se puede leer en Blog X Company, se trata de una cámara diseñada para funcionar a mucha presión. Al fin y al cabo, esto será un requisito en el ecosistema en el que se moverá.

Google ha creado Tidal con el objetivo de comprender mejor cómo es el lecho marino. Divulgadores del misterio

Este gadget cuenta con un desarrollo de hasta 3 años. Por el momento, su utilización ha quedado limitada a las piscifactorías con unos pocos metros de profundidad. Sin embargo, ya dispone de tecnología suficiente como para ser introducida a miles de metros bajo la superficie. Ahora bien, ¿cuál es la función que tiene este dispositivo? He aquí donde la inteligencia artificial cobra peso.

Google obtendrá importantes avances sobre la composición del fondo marino

Tal y como se indica en el medio citado anteriormente, Google ha estado analizando cómo son los movimientos de especies de peces y otros seres vivos que habitan en el fondo marino. Por ello, este producto dispone de un software capaz de analizarlos con el objetivo de informar sobre cuál es la especie que hay en cada lugar determinado. Esto se hará, además, calculando la profundidad y nivel de oxígeno.

Además, esta tarea se realiza en tiempo real para comprender dónde puede haber un banco de peces abultado respecto de una especie determinada. Ahora bien, ¿cuáles son las potenciales líneas de investigación que se abren en el futuro con el desarrollo de esta propuesta? A continuación te mostramos algunas de las claves de esta tecnología.

Una medida que servirá para obtener información de gran relieve

Gracias a este producto, se podrá contar con una gran fuente de información sobre las profundidades. Entre ellas, cabe destacar una mejor regulación en los sistemas de pesca, un índice de la calidad de los peces presentes en los océanos y, por supuesto, una mejora en la selección de las opciones a tener en cuenta en la propia pesca.

Tidal se ha convertido en uno de los programas de investigación de Google más destacados. Business Insider

Es pronto para saber cómo evolucionará este proyecto cuando se someta a las temperaturas y presiones presentes a miles de metros bajo el nivel del mar. Aun así, su desarrollo sigue sigue adelante, por lo que en los próximos meses se conocerá cuándo se producirá la primera inmersión. Y bien, ¿qué podemos esperar de esta tecnología?

Se especula que se puedan encontrar incompatibilidades entre especies reconocidas por Google a través de inteligencia artificial. Estos nuevos patrones de movimientos permitirá conocer si, por ejemplo, se ha conseguido dar con una nueva especie. De confirmarse su utilidad, pronto se podrían descubrir nuevos animales claves en ecosistemas que aún no han podido ser analizados en profundidad.