A la hora de crear una memoria USB de arranque con un sistema operativo podemos hacerlo con varias herramientas, una de las más populares se llama Rufus. Dicha herramienta es gratuita y no requiere instalación, aunque hay una versión que se puede instalar.

Con Rufus podemos copiar fácilmente una ISO de Windows 10, tan solo necesitamos una memoria USB que tenga una capacidad de 8 GB (recomendable). En muy pocos pasos tendremos nuestro USB de arranque con el sistema operativo de Microsoft.

USB de arranque con Rufus

Lo primero que necesitaremos para crear nuestra unidad extraíble que permita instalar Windows 10 (es decir, desde la que podemos iniciar/instalar un sistema operativo) es descargar la última versión de la herramienta Rufus desde su página web oficial. Esta herramienta nos permitirá borrar todo el contenido de nuestra memoria USB y crear la unidad de arranque.

Una vez descargada la ISO de Windows 10 desde la página web de Microsoft solo hay que conectar la memoria USB en uno de los puertos de nuestro ordenador y abrir Rufus.

A continuación, tenemos que seleccionar en Dispositivo la memoria USB que acabamos de conectar a nuestro equipo. Después, donde pone Crear disco de arranque con hay que hacer clic en el icono de la derecha y seleccionar la imagen ISO de Windows 10.

Solo tienen que estar marcadas las siguientes casillas: formateo rápido, crear disco de arranque y añadir etiquetas extendidas e iconos. El siguiente paso es pulsar el botón Empezar. El proceso llevará unos minutos, dependiendo de la velocidad de la memoria USB.

Una vez finalice la copia solo tenemos que reiniciar nuestro equipo y hacer que arranque desde la memoria USB. Muchos ordenadores lo hacen de forma automática, en otros hay que pulsar cierta tecla para elegir el dispositivo de arranque justo al encender el PC.

Crear USB o DVD de arranque con la herramienta de Microsoft

Si ya tenemos Windows 10 instalado y queremos descargar la imagen ISO de nuevo para copiarla en un DVD o memoria USB, lo mejor es descargar la herramienta de Microsoft, está disponible en su página web. No solo permite descargar la ISO, también actualizar directamente a Windows 10.

Una vez descargada la herramienta MediaCreationTool, solo la tenemos que abrir y aceptar las condiciones que salen en pantalla. Después veremos dos opciones, hay que seleccionar Crear medios de instalación y pulsar en siguiente.

Programa de instalación de Windows 10.

Seguidamente veremos que la herramienta de Microsoft ha detectado que tenemos Windows 10 instalado, si desmarcamos la casilla que pone Usa las opciones recomendadas nos permite elegir otras versiones de Windows 10. Lo mejor es dejarlo como viene por defecto y hacer clic en siguiente.

Pantalla de selección de idioma, arquitectura y edición.

Ya casi hemos terminado, llegamos al final del proceso. Aquí la herramienta de Microsoft nos permite dos cosas. La primera es descargar Windows 10 y copiarlo en una memoria USB, mientras que la segunda descarga la ISO para copiarla más tarde en un DVD. Si seleccionamos la segunda podremos copiar la imagen más tarde usando Rufus. Si tenemos una memoria USB de al menos 8 GB es mejor la primer opción. Una vez lo tengamos claro pulsamos en siguiente. Ahora comenzará a descargar Windows 10 y luego creará la unidad de arranque.

MediaCreatorTool descarga y copia la ISO de Windows 10 en una memoria USB.

En definitiva, si bien ambas herramientas son útiles, posiblemente MediaCreationTool sea la más interesante por una sencilla razón, descarga la imagen ISO de Windows 10 y luego la copia en una memoria USB. Además, en caso de tener una versión anterior de Windows también permite actualizar el sistema operativo.

En caso de tener Windows 10 ya instalado y activado, al realizar una instalación limpia no hay que activarlo de nuevo. Una vez finalizada la instalación el sistema operativo se activa automáticamente, siempre y cuando tengamos conexión a Internet.