Quizás ha llegado un momento en que a todo lo que recuerda, aunque sea vagamente a épocas pasadas, se le denomine retro o vintage. De lo que estoy seguro es que el dispositivo que te voy a mostrar a continuación, además de ser un original regalo, ha sido una de las ideas más refrescantes de los últimos meses. La unión de lo artesanal con la tecnología es digna de mencionar.

Cartas para cambiar de canción

Buceando a través de internet para traerte las noticias de mayor actualidad, además de un género, el de las curiosidades, que me resulta atractivo por lo original de las propuestas y que no suele estar tan explotado en el resto de medios de comunicación, me he topado con una noticia que merece la pena traerte a nuestra página web. El usuario de Twitter Chris Patty, además de diseñador gráfico, dedica parte de su tiempo a cacharrear con la tecnología en busca de nuevas maneras de entender el arte. Así es como dio con la clave para crear su curiosa gramola.

El proyecto, de ser algo personal, ha pasado a convertirse en una realidad

Tal y como describe en su página web, este dispositivo consiste en una Raspberry Pi, ingenio ideal para manitas de la tecnología, altavoces y un conjunto de cartas que, gracias a la conectividad NFC, posibilitan que la canción en ellas contenida se pueda reproducir, unificando así un invento de hace décadas con la más moderna actualización musical. Por cierto, si te ha llamado la atención el proyecto, próximamente se iniciará una campaña de financiación, de la que puedes informarte a través del siguiente enlace, para hacerte con tu propio Jook.