Existen batallas que rara vez pueden ser ganadas. Creo que, en esta ocasión, la misión del colectivo PETA sí puede llegar a buen puerto, ya que sus afirmaciones y presiones hacia HBO son totalmente acertadas tanto en forma como en contenido. Si quieres saber cuál es el lío del que hemos tenido constancia recientemente, quédate en este artículo de Urban Tecno.

Un elefante en la cacharrería y PETA

Porque de elefantes va el asunto de este artículo. Gracias a la información que hemos podido leer en la página web The Hollywood Reporter, conocemos que la gente de PETA ha emitido un comunicado hacia la cadena y servicio de streaming HBO en el que critica la utilización de animales en sus series de televisión. Imagino que conoces qué entidad se esconde tras las siglas PETA, pero por si acaso yo te lo aclaro rápidamente.

La defensa de los animales es un debe de nuestra sociedad

PETA son las siglas de People for the Ethical Treatment of Animals, lo que traducido al castellano sería Personas por el Trato Ético de los Animales. Su misión, al igual que la de muchas organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos del resto de seres vivos que completan nuestro planeta, consiste en defender a los animales en las cuatro áreas donde más sufren: la industria de la alimentación, el sector de la moda, los laboratorios y en la industria del entretenimiento. En esta última es donde ha centrado su atención la organización en los últimos días.

La escena de la polémica. Entertainment Weekly

En el título de este párrafo te hablaba de elefantes, porque ellos han sido los protagonistas involuntarios de la polémica. En uno de los últimos episodios de la fabulosa serie de televisión Westworld fue cuando se creó la noticia, ya que aparecían en escena un par de estos animales a modo de personajes extras de una de las escenas. Rápidamente Lauren Thomasson, la directora del sector de animales en películas y televisión de PETA, envió un comunicado que rezaba la siguiente:

A la luz de la atroz crueldad y los riesgos para la salud humana, además de la creciente oposición de la audiencia en la utilización de animales para el entretenimiento, y debido a que existen informes acerca de la utilización de osos esta temporada, creemos necesario que HBO se comprometa a no usar animales salvajes en futuros episodios o en otras series. Considerando los realistas, y libres de crueldad, efectos especiales generados por ordenador que existen hoy en día, todos los animales en las series de HBO deberían ser creados informáticamente, al igual que el tigre que ha sido generado tan maravillosamente en el episodio de esta noche.

Abusos sobre uno de los elefantes ha sido la gota que colma el vaso

El caso se agrava si, como ha podido constatar la propia organización PETA, uno de los elefantes ha sido reconocido como Tai, uno de los animales propiedad de Have Trunk Will Travel, una empresa dedicada a la explotación de estos seres vivos y que se ha constatado que abusan de los mismos durante sus entrenamientos, a través de un polémico vídeo, que yo me niego a ver por evidentes motivos.

Respuesta tibia

HBO, por supuesto, ya ha emitido su respuesta. Básicamente, tal y como puedes leer en la información que nos proporcionan los compañeros del medio digital Global News, la empresa afirma tratar con respeto a todos los animales que aparecen en sus series, incluyendo aquellos aparecidos en Westworld. Según las propias palabras de la compañía de entretenimiento:

La AHA, Asociación Humanitaria Americana, ha confirmado que los animales han recibido un buen trato y la producción obtuvo la designación Ningún Animal Sufrió Daños. Estamos revisando las circunstancias en torno a la filmación de entrenamiento de uno de los elefantes que aparecieron en la serie. Por supuesto, nada en dicho vídeo fue filmado durante la producción y no refleja prácticas en nuestros escenarios.

El dinero sigue siendo más importante que la propia vida

Veremos hasta dónde llega la polémica en torno a este asunto, pero si me permites unas líneas de opinión personal, te diré que estoy totalmente de acuerdo con la organización animalista. En una época de gloriosos efectos especiales, no veo necesario de ninguna manera utilizar animales salvajes, cuyo hábitat debería ser un entorno rodeado de semejantes, en ningún tipo de producción.