Close Button
Compartir

¿Cómo sería un patinete eléctrico pensado para la competición? Helbiz Racing ha creado el suyo propio, el S1-X.

¿Cómo ha podido crecer en tan poco tiempo la industria del patinete eléctrico? Hace tan solo una década, la tecnología que incorporan las opciones disponibles por aquel entonces apenas incitaban a su compra. En los últimos 5 años, sin embargo, la apuesta por este curioso medio de transporte se ha disparado. En el ámbito urbano, su uso de ha incrementado de forma exponencial. A ello ha contribuido, sin duda alguna, tratarse de una opción personal en plena pandemia.

Con el auge de las propuestas eléctricas en el sector, era de esperar que, tarde o temprano, veríamos una alternativa más prestacional. Es cierto que algunos modelos actuales son capaces de contar con velocidades máximas diferenciales. Algunos de ellos, de hecho, pueden ser objeto de modificaciones para incrementar las prestaciones. En el día de hoy queremos mostrarte cómo es una alternativa especialmente pensada para el mundo de la competición.

Sí, ya hay un campeonato reconocido de patinetes eléctricos. De hecho, ya hay varios equipos luchando por crear el modelo más prestacional en términos de rendimiento. Helbiz Racing es uno de ellos y el modelo S1-X se ha convertido en una de las sensaciones presentes en el Salón de la Motocicleta de Milán (EICMA 2021). Allí ha sido expuesta una de las unidades que competirán en el Campeonato eSkootr. Se trata, por tanto, de un momento diferencial para entender cómo funcionarán estas carreras.

¿Cuáles son las características que deberían premiar en una propuesta así? Teniendo en cuenta este concepto, parece lógico entender que el control del peso o la aerodinámica, pueden tener un papel muy marcado. No obstante, lo cierto es que no son los 2 únicos requerimientos que se han tenido en cuenta a la hora de crear este tipo de medio de transporte alternativo. Su diferenciación comienza desde el momento en el que se enciende.

Veamos, por tanto, cuáles son las principales cualidades de la tecnología que incluye este patinete, por qué se trata de un producto único en el mercado y, por supuesto, hasta qué punto puede ofrecer un rendimiento diferencial frente al resto de modelos presentes en la industria. Y tú, ¿te atreverías a conducir uno?

Una velocidad máxima limitada a los 100 km/h como punto de partida

La velocidad máxima de este patinete está en torno a los 100 km/h. Se trata de una opción muy interesante desde el punto de vista dinámico, pero lo cierto es que esto es posible debido a la tecnología que incorpora. Según se puede leer en el portal especializado Electrek, este registro se consigue, entre otras causas, gracias a la incorporación de unos neumáticos tipo slicks especialmente pensados para agarrarse al asfalto a altas velocidades.

Helbiz S1-X, así es un patinete eléctrico creado para disputar el campeonato eSkootr

Helbiz Racing es un equipo que ha creado este patinete eléctrico de competición. Electrek

Además, llama la atención la disposición de tracción integral. Esto es así gracias a la inclusión de 2 motores, situados uno en cada uno de los ejes. De esta forma, transferir la potencia al asfalto es mucho más sencillo. La potencia de cada una de las unidades es de 6.000 W, una propuesta que apenas se puede observar en un mercado de estas características. Aun así, su principal cualidad es su peso, ya que uno de los principales retos consiste en mantener la estabilidad.

Alcanzar los 100 k/h en un vehículo de estas características puede ser muy peligroso. De hecho, lo más probable es que las vibraciones hagan, en cierta medida, difícil su conducción. Helbiz Racing ha pensado en ello y, por tanto, ha fijado el peso de este patinete en 35 kilogramos. Solo de esta forma podría ser posible garantizar un determinado nivel de seguridad circulando a velocidades no muy apropiadas para este tipo de medio de transporte.

Un reparto de pesos y un tamaño de batería pensado para la competición

Entre las cualidades de su diseño llama la atención cómo su imagen ha sido cuidada para lograr extraer el máximo de su tecnología. De hecho, se ha conseguido fijar un peso sin penalizar la capacidad de la batería, la cual es de unos 1,3 kWh. De esta forma, está especialmente pensada para disponer de autonomía suficiente como para culminar una carrera de unos 8 a 10 minutos. Se espera que las pruebas del campeonato no superen dichas cifras de duración.

Helbiz S1-X, así es un patinete eléctrico creado para disputar el campeonato eSkootr

Un patinete de competición puede ofrecer unas prestaciones de infarto. Electrek

Ahora bien, ¿hasta qué punto puede ser eficiente y, sobre todo, entretenido disfrutar de pruebas de tan corta duración? La clave para entender este modelo radica en la longitud de los circuitos. Se espera que cada uno de ellos tenga unas medidas entre 400 y 1.000 metros. De esta forma, habrá determinados puntos de adelantamiento que se extenderán durante toda la carrera.

Habrá que esperar todavía un tiempo para poder disfrutar de este curioso campeonato. Mientras tanto, los fabricantes de los modelos que disfrutarán las pruebas ya están desarrollando sus propios prototipos. A tenor de los primeros resultados, todo hace pensar que veremos importantes avances en el sector.

Temas relacionados: Tecnología

Compartir
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por solo 8,99€! Suscribirse
Disney+ logo
¡3 meses de Amazon Audible GRATIS! Accede a más de 90.000 audiolibros y podcasts originales Prueba gratis
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!