Si uno se para a pensar un poco en las innovaciones y las extrañas ideas que surgen de la literatura y el cine, podríamos pensar que ambos mundos se influyen mutuamente. Raro es el día en que la tecnología no nos deje con la boca abierta. El ejemplo de hoy, en un campo que no es precisamente de mis favoritos, es la perfecta imagen de cómo el futuro está llegando hasta nuestro tiempo.

Todos los soldados llevarán gafas

Un periodista del conocido medio de comunicación CNBC ha conseguido colarse entre las tropas del ejército de Estados Unidos y comprobar, en primera persona, cómo los soldados ya no realizan únicamente tácticas militares convencionales, sino que utilizan la tecnología para obtener una clara ventaja en el campo de batalla. En la información publicada por dicho medio de comunicación, Todd Haselton asegura que la armada estadounidense está utilizando una versión modificada de las gafas de realidad mixta de Microsoft, las HoloLens 2. El producto utilizado, denominado como IVAS, forma parte del contrato de 480 millones de dólares que Microsoft consiguió para proveer al ejército de la tecnología necesaria para entrenar a sus reclutas.

La tecnología aplicada a la guerra despierta muchos recelos

Este IVAS, que son las siglas en inglés de Sistema de Aumentación Visual Integrada, no es una versión definitiva, pero le dio al reportero la oportunidad de comprobar las bondades de dicha plataforma. Estas gafas, similares en concepto al denostado Magic Leap, permiten superponer imágenes en tres dimensiones en tu campo de visión, emplazar información como podría ser la localización exacta del soldado y otros parámetros que faciliten las distintas misiones en las que se vean envueltos. De hecho, las posibilidades son prácticamente infinitas. Veremos si los campos de batalla del futuro se asemejan más a una guerra convencional con tecnología o es ésta la que nos acaba por dominar a todos.