Si algo existe en la actualidad, y lo ha hecho durante los milenios precedentes, es la desigualdad entre semejantes. Que existan personas con el dinero suficiente como para comprar países en el continente africano, pero, por el contrario, tengamos que presenciar, en nuestro propio país, cómo miles de personas malviven en las calles, sin apenas sustento, es la confirmación de que este mundo no entiende de justicias. A pesar de lo que pueda parecer, internet se está convirtiendo en una necesidad básica en el siglo XXI y si no que se lo pregunten a este hombre chino.

Hackeando cabinas interactivas

Recientemente, gracias a una publicación que hemos podido leer en el medio de comunicación Android Authority, hemos conocido la existencia de un peculiar hombre, que pudo acceder a la navegación por internet en una moderna cabina de teléfonos en China, tal y como puedes ver en el vídeo que te dejo bajo estas líneas. Las imágenes están grabadas en la ciudad de Chongqing y muestran al individuo, en paro, con un utensilio similar a un pequeño destornillador y que le sirve para poder conectarse a la red sin necesidad de abonar precio alguno.

Este ciudadano sin trabajo lleva hackeando la cabina durante años

El hombre, que no dispone de teléfono móvil según declara el medio de comunicación South China Morning Post, utiliza esta cabina, sobre todo, para ver películas, leer libros y entretenerse con videojuegos. La empresa responsable de este equipamiento público, China Telecom, desconocía el comportamiento del hombre, pero asegura estar investigando lo sucedido. Parece ser que esta situación lleva produciéndose años, con lo que no estaría de más que en lugar de castigar su comportamiento, se premie su habilidad con un puesto de trabajo, ya que aparentemente no ha realizado ningún tipo de maldad a través de la red. Ya veremos qué sucede, porque en el país asiático no suelen ser demasiado diplomáticos.