El ritmo de presentación de dispositivos es tan frenético, en estos meses, que ni tan siquiera el bloqueo comercial que pretende imponer la administración de Donald Trump a Huawei, y sus compañías filiales, previenen la llegada de nuevos dispositivos. En este caso, tenemos la suerte de presentaros dos miembros de la familia de Honor y llegan con interesantes novedades en el aspecto fotográfico.

Honor 20 y Honor 20 Pro

Si alguien ha conseguido dominar el sector de la telefonía móvil en la gama media en los últimos años, añadiendo un cuidado diseño, además de un apartado fotográfico más que correcto ese ha sido Honor. Su nuevo terminal rompedor es el Honor 20 Pro, que dispone, al igual que su hermano menor, el Honor 20, de cuatro sensores en la parte trasera. La cámara de 48 megapíxeles ahora añade un gran angular, un teleobjetivo y un macro, con lo que la experiencia se multiplica por cuatro, tal y como podemos ver en la página web de Honor.

Este es el aspecto del Honor 20. Honor
Las cuatro cámaras ofrecen infinidad de opciones fotográficas

Algo que distinguirá la versión Pro, en un alarde de originalidad de la compañía, por encima de la versión clásica es que el sensor principal, que es proporcionado por Sony, es que tendrá la mayor apertura focal del mercado, con un f/1.4. El resto de características son bastante interesantes además. El Honor 20 dispone de una pantalla FullHD+ de 6,26 pulgadas, mientras que el Honor 20 Pro incluye una pantalla, agujereada en su parte frontal, con tecnología AMOLED, aunque con el mismo tamaño.

Ambos terminales son dos grandes opciones, a pesar del momento que pasa la compañía china

Los procesadores de ambos terminales son el Kirin 980, aunque el mayor de los hermanos posee 8 Gb de memoria RAM, por los 6 Gb de la versión normal. El Honor 20 tiene una batería de 3.750 mAh, mientras que el Honor 20 Pro posee una batería de 4.000 mAh, ambos con posibilidad de carga rápida de 22,5 vatios de potencia. En definitiva, dos dispositivos dispuestos a poner las cosas difíciles a la competencia.