¿Cuándo se producirá la llegada masiva de los robots? Esta tecnología ha experimentado un fuerte crecimiento en los últimos años de la mano de las inyecciones de capital. En el pasado, asemejábamos la disposición de la robótica en el plano mayoritariamente relacionado con el sector secundario. En la actualidad, todo lo contrario.

¿En qué momento se llegará a interactuar con estos seres fruto de la mejora de la tecnología? En los próximos años, se producirá el sometimiento a debate de nuevas cuestiones relacionadas con la inteligencia artificial. En este sentido, preguntas sobre la manera de relacionarnos con este tipo de innovaciones tendrán un papel destacado.

Un estudio realizado por la Universidad de Canterbury, en Nueva Zelanda, ha tenido como principal premisa descubrir si en el futuro la sombra del racismo seguirá siendo palpable sobre los robots. ¿Serán los perjuicios existiendo cuando se produzca una estandarización de esta tecnología? ¿Qué movimientos podremos observar en esta dirección?

Para comprobarlo, se han realizado una serie de pruebas con el objetivo de descubrir qué relación podría existir entre el color del la superficie del robot con la comisión de una serie de acciones con un mayor o menor grado de ética. ¿Con qué objetivo se ha realizado este análisis? Basta con acudir a tu buscador y escribir la palabra ‘robot’. Predomina el blanco, ¿verdad?

Así pues, pasemos a comprobar cuáles han sido los resultados más llamativos que se han obtenido tras la realización de una serie de pruebas. Y tú, ¿te habías preguntado esta cuestión en el pasado?

Un racismo que ha sido analizado hasta en la tecnología robótica

Según se puede leer en Europa Press, el experimento ha dado lugar a una serie de cuestiones que merece analizar y debatir. Al parecer, la conclusión determinantes es que el racismo se mantendrá vigente en la sociedad una vez que compartamos espacio con los robots.

Para la prueba se han empleado varias unidades del robot Nao. Robots Voice

A modo de obtener los resultados, se llevaron a cabo gracias a la colaboración de personas con diferentes tonalidades de piel y algunas unidades del robot Nao, uno de los más famosos de esta industria. Estos últimos, además, fueron vestidos con prendas de tonalidad parecida a la de los participantes. En las pruebas tenían cabida también objetos peligrosos y otros inofensivos.

Se les practicaron diferentes fotografías a ambos grupos con el objetivo de que después se pudiese determinar qué objeto llevaba cada uno de los protagonistas. En dichas imágenes, la nota peculiar es que varios de ellos portaban dichos objetos punzantes. En dichas pruebas, se debía actual prácticamente por intuición, ya que las imágenes eran visible durante una fracción de segundo.

La clave del experimento era ver a qué persona o robot debían disparar ante una situación de peligro por portar un arma. En la mayoría de los casos, se escogía a la persona de color simplemente por intuición, lo cual demuestra cómo este sesgo racial también tendría lugar en el futuro.

Uno resultados que todavía traen cola tras su publicación

Estos resultados, presentados por el investigador Christoph Bartneck en una convención sobre interacción entre humanos y robot en Chicago, ha creado una ola de seguidores y detractores como consecuencia de las conclusiones. Tal y como suele ocurrir en estos casos, el medio digital ha servido como plataforma para viralizar lo extraído del experimento social.

La robótica será una de las ramas tecnológicas con más desarrollo en el futuro. Wallpapers

Según se puede leer en el portal citado, el máximo exponente de esta investigación ha animado a los diseñadores de este tipo de productos a incrementar el uso de colores más allá del clásico tono blanquecino. Representar la diversidad del ser humano, por tanto, se ha convertido en una prioridad para el señor Bartneck.

Se ha decidido la publicación de estas conclusiones con el objetivo de hacer recapacitar al público sobre un fenómeno que está ocurriendo en el día de hoy. A fin de cuentas, la estandarización de la tecnología robótica está cada día más cerca de ser una realidad.