La publicidad es capacidad de sorprender y en ese terreno IKEA es un maestro. Son legendarias sus campañas publicitarias, tanto en televisión (donde logró que todos declarásemos la república independiente de nuestra casa) como en banners o simplemente, su existencia como concepto.

Te puede gustar más o menos, pero la perspectiva de pagar menos dinero por montar los muebles tú mismo una larga tarde de domingo en la que acabas llorando entre folletos y llaves Allen mientras llamas a tu cuñado el manitas, no tiene precio. Siguiendo su estela de exitosa creatividad, los gigantes suecos han ido un paso más allá y dar una vuelta más de tuerca a la practicidad de sus productos con un test de embarazo.

Y es que IKEA cuenta en su catálogo con una enorme lista de ítems para que prepares tu casa ante la posible llegada de tu retoño: cunas, juguetes, cambiadores, armarios… Precisamente porque IKEA puede ser uno de tus mejores proveedores en la ardua y cara tarea de criar a tu bebé, ellos quieren ser los primeros en darte la buena nueva.

¿Estás embarazada? IKEA tiene una propuesta que no podrás rechazar. American Pregnancy

¿Cómo hacerlo posible? Según cuenta la web Fortune, es muy sencillo: el último catálogo de IKEA de Suecia es un test de embarazo.

O sea, sigue siendo un folleto gordito como siempre, pero solo tienes que llevártelo al baño (como ya sueles hacer para echarle un ojo) y orinar sobre sus páginas. Has leído bien: una micción y tendrás la solución a por qué lleva días sin bajarte la regla.

Esta original y atrevida propuesta corre a cargo de la agencia sueca de publicidad Åkestam Holst, que ha pensado que quién mejor para aprovecharse de un descuento que las personas que estén esperando un bebé. Así, si orinas sobre el catálogo y efectivamente estás embarazada, aparecerá un cupón de descuento para tu próxima compra.

La tecnología que posibilita esto no tiene nada de nuevo, si bien es exactamente igual que un test de embarazo de los de toda la vida: con un papel absorbente reactivo ante la presencia de la hormona gonadotropina coriónica en la orina en concentración suficiente. Eso sí, en lugar de decirte que sí (o que no), aparecerá un cupón con ofertas y descuentos.

¿Estás embarazada? Tendrás que orinar en la revista de IKEA para saberlo

Imaginamos que luego tendrás que llevar tu cupón de descuento sobre el que previamente has orinado a la tienda IKEA más cercana para poder canjearlo. O quizás exista otro método más higiénico para poder disfrutar de las ofertas.

Asimismo, los trabajadores de IKEA además de soportar duras jornadas con clientes ávidos de información, colas interminables y listas de deseos enormes, ahora también tendrán que estar listos para tocar cupones orinados. Hay cosas que no están pagadas.

Una cosa está clara: requerir un test de carácter médico para conseguir un descuento es algo que se sale de lo común y que podría convertirse en un éxito brutal, tanto como reclamo publicitario como para fidelizar clientes a través de las compras originadas por las ofertas.

No obstante, se trata de una campaña ciertamente algo sexista (y no sería la primera vez que los suecos son acusados de tal cosa) y que podría salirles muy mal. Y es que esta promoción solo tiene en cuenta al sexo femenino y la maternidad tradicional.

¿Se hará viral o traerá polémica? Quizás los suecos hacen suya la máxima de Wilde de "que hablen mal de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen". Y lo más importante: ¿llegará a nuestro país?