Close Button
Compartir

¿Sabías que hasta ahora era posible imprimir armas en 3D con planos distribuidos en la red? Una nueva sentencia declara prohibido cualquier tipo de manifestación de esta clase.

Desde hace un tiempo, las nuevas tecnologías han puesto han dividido a la sociedad. Detractores y defensores, por ejemplo, los hay en el ámbito del vapeo o en la distribución de planos para imprimir en 3 dimensiones cualquier tipo de objeto en casa. Esto último es, precisamente, lo que ha generado tanta polémica a raíz de una serie de decisiones judiciales. ¿En qué punto nos encontramos?

La pelea viene de lejos. Tanto tiempo hace como años está presente esta nueva alternativa a la fabricación convencional. Las denominadas impresoras 3D están a la vuelta de la esquina en cuanto a su completa operatividad. Lo que existe hasta este momento son ejemplares que, como apuesta, resultan interesantes, pero no disponen de un gran bagaje. Aun así, existe un problema adicional.

Estados Unidos prohibió y permitió la difusión de planos para fabricar armas con impresoras

Es cierto que solo las opciones destinadas al mercado industrial son realmente efectivas. Sin embargo, las que podemos obtener a precios accesibles ya cuentan con un desarrollo suficiente como para crear auténticas armas de fuego. Esto es algo que lleva generando malestar, principalmente, en la Administración estadounidense. ¿Por qué? Es difícil poner coto a Internet.

El desenlace de esta historia comenzó en 2013 al hilo de las primeras impresoras 3D en el mercado. La difusión de unos planos llevó a las Autoridades a su prohibición y, desde entonces, este asunto se ha utilizado como un tema arrojadizo. Ahora, finalmente, se ha sabido que la realización de actividades de cesión de este tipo de contenido irá ligada a un potencial delito.

Veamos, por tanto, qué ha ocurrido en los años anteriores, cuáles son las implicaciones que tiene esta medida ahora en adelante y, por supuesto, qué implicaciones puede tener infringir lo acordado por el poder judicial hace escasamente unos días. ¿Por qué se ha decidido dejar en desuso la distribución de planos para la materialización de armas a través de una impresora 3D?

Las Administraciones de Obama y Trump enfrentadas una vez más

Tras el revuelo generado por la difusión de planos sobre cómo fabricar un arma de forma sencilla con la revolucionaria técnica de impresión en 3 dimensiones provocó un rápido movimiento. El Gobierno de Obama ordenó retirar de los portales la publicación que incitaba a la propia fabricación de un instrumento con capacidad real de matar.

Ya es firme, es ilegal la distribución de planos para imprimir en 3D armas de fuego

Cody Wilson fue la persona que más apostó por la distribución de los planos en la red. Mashable

Tras ello, el precursor de este movimiento, Cody Wilson, decidió demandar a la Administración por la censura de lo que él consideraba con una limitación de su libertad de expresión. Entre la interposición de recursos, reclamaciones y vencimientos de plazos, tuvieron lugar las elecciones que darían la victoria a Donald Trump. ¿Puedes imaginar qué ocurrió? Sí, justo eso.

La impresora 3D ya es capaz de producir en línea armas de plástico que pueden ser letales

Apostó por levantar la prohibición, por lo que los documentos sobre cómo fabricar en casa una pistola con una impresora 3D de nuevo comenzaron a circular por la red. Por el camino, el propio Cody huyó del país como consecuencia de una citación por haber cometido una violación sobre una niña.

Ahora, tras todo este tiempo, el Juez que ha seguido la investigación ha fallado a favor de la primera medida que se tomó bajo las órdenes de Barack Obama. El máximo mandatario durante 2 legislaturas frenó la instauración de un código con el que, en apenas unas horas, cualquier persona, sin la realización de un análisis facultativo previo, podría llegar a tener un arma completamente a su alcance.

Un movimiento que sigue generando conflicto en la sociedad

Es curioso. Censurar este fenómeno se pudo hacer ipso facto, pero regular la adquisición de armas sigue sin ser un elemento que esté centrado como eje fundamental en las campañas electorales. ¿Existe alguna diferencia entre ambos tipos de productos? Más allá de la lógica utilización de materiales muy distintos, lo cierto es que el resultado de su interacción puede ser igualmente desastroso.

Ya es firme, es ilegal la distribución de planos para imprimir en 3D armas de fuego

Un arma impresa en 3D puede tener la misma eficacia que una convencional cuando se trata de un disparo. The Texas Tribune

Según se puede leer en el portal tecnológico Futurism, uno de los motivos que ha suscitado más revuelo en relación con su prohibición radica en la dificultad añadida para dar con el propietario de este arma. Comprar una pistola, fusil o escopeta, en una armería, significa directamente quedar asignado a su número de identificación. Esto no ocurrirá con la impresa en 3D.

Las armas impresas en 3D ya no podrán ser producidas con planos extraídos de Internet

Si a ello sumamos que cualquier persona podría, de repente, disfrutar de un producto capaz de matar a una persona, todo adquiere una nueva dimensión. Al fin y al cabo, legislar sobre estas cuestiones también genera una división en el seno de los partidos e ideologías. ¿Conservadurismo o liberalismo? ¿Mayor actuación del ente público o libre albedrío de los mercados?

Habrá que esperar todavía un tiempo para conocer qué implicaciones tiene esta medida en el mercado de armamento en defensa propia. De hecho, otro de los factores que se cree que podría haber derivado en esta sentencia es el mayor énfasis puesto por el lobby de las armas de Estados Unidos, uno de los actores políticos con más fuerza en la Cámara.

Temas relacionados: Tecnología

Compartir
HBO Max logo
Suscríbete a HBO Max con un 50% de descuento de por vida Suscribirse
Disney+ logo
¡Suscríbete a Disney+ por 8,99 dólares! Suscribirse
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!