Para sorpresa de muchos, Apple va a acabar el año por todo lo alto. Seguramente la compañía californiana no sea ya la referencia en cuanto a diseño o equipos de última generación, pero es indudable que realizan su trabajo de manera profesional y consiguen unos resultados que rozan la perfección. Si el iPhone X es considerado por muchos como el teléfono de este 2017, quizás el nuevo ordenador de la empresa siga el mismo camino.

Una renovación en la sombra

Es raro que un producto tan destacado como el nuevo iMac Pro no fuera presentado en la última keynote de la compañía. Quizás una falta de tiempo para tener un modelo en perfecto funcionamiento o, simplemente, que el público de este ordenador sea tan limitado, hacen que nos hayamos enterado a través de distintos medios de comunicación especializados o, como es mi caso, a través de distintos youtubers, como puede ser el caso de Marques Brownlee o Jonathan Morrison.

Apple destaca que estamos ante un equipo para profesionales

De todas maneras, a pesar de que su precio es prohibitivo para usuarios particulares, no podemos obviar las increíbles prestaciones que un equipo tan avanzado con este puede llegar a ofrecer. La propia Apple, en la página destinada a vender este producto, destaca que es profesional a la enésima potencia. De hecho, en esta misma web podemos leer, literalmente, palabras como salvaje o colosal para referirse a este animal de los ordenadores destinados al uso especializado.

Un cerebro superdotado

Comencemos por la parte más importante. Cualquier iMac que hubieses querido adquirir a día de hoy, era una máquina pensada para soportar una increíble cantidad de procesos de manera holgada. Ahora, con la versión Pro, pasamos de tener 8 núcleos, a la obscena cantidad de 18. ¿Y qué supone esto? Tareas como el renderizado de vídeos en 4K, procesamiento y creación de objetos y animaciones en tres dimensiones, por ejemplo, serán procesos realizados de una manera sencilla y sin apenas esfuerzos.

La rapidez de ejecución de tareas está fuera de toda duda

Si crees que los 18 núcleos eran un dato importante, ¿qué me dices de una memoria caché de 42 megabytes? Esta memoria, por si desconoces el dato, es un espacio de la memoria temporal del ordenador que se encarga, como bien explican en la página web Tecnología Fácil, de facilitar el acceso a ciertos procesos y datos para ganar en velocidad. Además, gracias a la posibilidad de llegar hasta los 4,5 gigaherzios en el procesador, no habrá tarea imposible.

Gráficos a la altura

En esta ocasión, el nuevo iMac Pro estrena, como no podía ser de otra manera, GPU, es decir, la unidad de procesamiento de gráficos. ¿Su nombre? Radeon Pro Vega. Simplemente es tres veces más potente que cualquier otra GPU utilizada hasta la fecha en los antiguos iMac y con la misma potencia, con un único chip, que una tarjeta gráfica dual. ¿En qué se traduce esto? Sí, podrás jugar al Overwatch, sin problemas, el día que Blizzard se decida a lanzarlo en la plataforma de la manzana mordida. Pero aún hay más.

La realidad virtual será todo un hecho en este ordenador. No solamente podrás utilizar programas de realidad virtual compatibles, sino que, debido a la potencia de la máquina, tendrás la opción de crear mundos virtuales desde el comienzo. Con 128 gigabytes de memoria RAM, no tendrás problemas en gestionar varios programas de edición al mismo tiempo, renderizar objetos en 3D o realizar simulaciones de partículas.

Todo es gigante

Si todos los datos anteriores te están pareciendo una locura, aún tengo más para ti. El almacenamiento se convierte en un punto clave para aquellas compañías obligadas a trabajar con archivos muy grandes. En esta ocasión, cuatro terabytes de almacenamiento flash deberían ser más que suficientes. Y si de datos hablamos, la velocidad de transferencia se antoja importante. En este caso tendremos picos de hasta tres gigabytes por segundo.

Una pantalla de 27 pulgadas y resolución 5K, con 500 nits de brillo, harán que no te pierdas ni un solo detalle de todo lo que está sucediendo delante de tus ojos. Y hablando de pantalla, detrás de la misma podrás encontrar multitud de puertos para poder conectar todo lo que se te ocurra. El nuevo iMac Pro tiene cuatro puertos Thunderbolt 3, USB tipo C, conexión Ethernet hasta 10 gigabytes por segundo, lector de tarjetas SD y puerto para conectar tus auriculares.

Precios

El modelo básico de iMac Pro tiene un precio desorbitado. Necesitarás 5.449 euros, 122.000 pesos mexicanos, para conseguirlo. En este modelo tendrás un Intel Xeon W de 8 núcleos a 3,2 gigahercios, con posibilidad de llegar a los 4,2 gigahercios, 32 gigas de memoria RAM, 1 terabyte de almacenamiento flash y la GPU Radeon Pro Vega 56 con 8 gigabytes de memoria. Pero si tienes el dinero por castigo, puedes configurarte las opciones al máximo y obtener tu iMac Pro por la astronómica cifra de 16.156 euros, 360.000 pesos mexicanos.

Pocos usuarios podrán hacerse con este equipo si no se dedican a labores creativas o multimedia

Imagino que muy pocos serán los futuros poseedores de estos equipos, aunque el mercado de empresas de diseño, o que necesitan equipos tan potentes, siempre ha existido. Estamos hablando de un ordenador que no tiene un enfoque particular, sino que está concebido, incluso por la falta de publicidad, para no destacar entre la oferta que Apple pone a disposición de sus seguidores.