Conectarse a una red pública de Wi-Fi es algo que todos hemos hecho en alguna ocasión. La falta de datos en tu tarifa, estar en una ciudad extranjera en la que tu Internet no funciona y otros aspectos pueden llevarte a conectarte rápidamente a una red pública sin ser consciente de los riesgos que eso conlleva.

Cuando sales de casa, uno de los iconos que más buscas es el de Wi-Fi, que suele ir acompañado de las palabras "Free" o "Gratis. En cuanto encuentras este icono, tu vida está resuelta, ¡tienes Internet! Es verdad que el acceso gratuito a la Red de redes da muchas alegrías, pero también te puede dar muchos problemas.

La necesidad te lleva a conectarte sin pensar dos veces en esos posibles riesgos de una red pública. Por ello, hoy te explicamos 4 inconvenientes de usar una red de Wi-Fi pública. Conocer esta información te hará pensar seriamente si conectarte o no la próxima vez que tengas acceso a este tipo de redes.

No es Flash, ni mucho menos

Sabemos que, cuando te conectas a Internet, lo haces pensando que va a contar con la velocidad suficiente al menos para poder enviar un WhatsApp a tu madre para confirmarle que el viaje está yendo bien. Sin embargo, llegas a ese bar que anuncia Free Wi-Fi y la decepción es enorme. ¿Qué ha pasado?

¿Quieres velocidad? Pues vas a tener muy difícil conseguirla

Desgraciadamente, muchos de los lugares públicos que proporcionan acceso a Internet cuenta con una velocidad irrisoria que no te permitirá recibir ni los mensajes que te han enviado. Como decimos, la velocidad del superhéroe es la que desearíamos para el Wi-Fi público, pero se queda bastante lejos.

Este es un inconveniente de poca importancia, sobre todo si cuentas con Internet a través de tus datos. Sin embargo, si necesitas Internet de forma desesperada, es posible que la baja o nula velocidad de la conexión te fastidie.

Evitar el spam será complicado

Es posible que lo te contamos ahora te haya sucedido en más de una ocasión. Algunos bares, restaurantes y otros lugares con acceso público a Internet te piden un requisito para conectarte a sus redes. Tú, deseoso de conectarte rápidamente, accedes y lo cumples sin pensarlo dos veces. No te culpamos, nosotros hemos caído también.

Se trata de la petición de un correo electrónico que, a menudo, realizan en estas redes públicas de las que te hablamos. Como bien adviertes desde La Vanguardia, en cuanto des tu dirección, tu bandeja de entrada comenzará a llenarse de spam sin que tú lo esperes.

Los bares y restaurantes que anuncian contar con Wi-Fi gratis suelen abundar en las ciudades. Internet Y Voz

Decenas de correos anunciando la empresa a la que te has conectado inundarán tu bandeja de entrada, eso si eres afortunado. En otras ocasiones, los mensajes no solo proceden de dicha empresa, sino también de otras compañías que cuentan con el mismo proveedor de Internet.

Cuidado con los honeypots

Cabe la posibilidad de que no conozcas qué significa la palabra que encabeza este apartado, pero guarda un gran peligro para ti. Un honeypot es una trampa escondida en sistemas o en redes informáticas que pueden ser objetivos de ataques. Este señuelo actúa cuando es atacado e informa a la víctima sobre el atacante.

Los honeypots representan un gran peligro para ti y tus datos privados

Esta es la táctica que suelen utilizar los hackers cuando quieren acceder a una gran cantidad de información personal. Puede que piensas que esto no te afecta, algo que cambiará cuando sepas que los honeypots son la práctica ideal para atacarte cuando te conectas a una supuesta red pública.

Decimos "supuesta" porque la táctica de los atacantes consiste en crear un acceso público a Wi-Fi haciéndose pasar por un comercio, restaurante o lugar público. Debes tener especial cuidado con este tipo de redes, ya que, en cuanto te conectes, el creador te robará toda tu información personal.

Duda de todas las redes de Wi-Fi pública

El honeypot es el truco por excelencia de los ladrones de datos, pero no es el único. No creas que estas seguro si la red a la que te conectas ha sido creada por los dueños del lugar en el que te encuentras, como en una cafetería, ya que los hackers pueden y saben tener acceso también a estas conexiones.

Debes tener gran cuidado cuando te conectes a una red abierta, ya que los ladrones de datos pueden estar al acecho. Online College

¿Qué significa esto? Pues que es probable que estés conectado a una red aparentemente segura y legal creada por el propio local, pero los ladrones pueden conectarse a estas redes abiertas para intentar robar los datos de todos los que estén utilizándola.

Ten cuidado, lo gratis podría salir caro

Los 4 inconvenientes citados anteriormente dejan claro que conectarse a una red pública para conseguir Internet no es la mejor idea, aunque a veces puede ser muy necesario. En este último caso, debes tener gran cuidado de no introducir información de riesgo como contraseñas o tu cuenta bancaria, ya que esto puede acabar en un gran disgusto para ti.

Los ladrones podrían acceder fácilmente a tu información y sacar el dinero de tu cuenta, algo que no tendría vuelta atrás. Para evitar esta situación, evita tratar con información personal cuando uses una red Wi-fi pública y no escatimes en precaución. Al final, lo agradecerás.