Podríamos decir que la tecnología ya se ha aplicado a todos los sectores de los que nuestra mente tiene conocimiento, incluso en ese que no nos gusta que exista. Robots asesinos, drones suicidas… Estos términos típicos de película se han convertido en una realidad gracias a los avances tecnológicos.

Tu vida estará a disposición de este aterrador robot, capaz de decidir si quiere matarte

Los gobiernos son conscientes de las numerosas ventajas de la tecnología y las aprovechan. Esto ha permitido que esté cambiando la forma de hacer guerra por parte de diferentes países, aunque los aparatos que utilizan te darán más miedo que los de la ficción.

¿Existe un robot que sabe a quién matar y a quién no? ¿Son los drones utilizados para la guerra? Vamos a responder todas estas incógnitas, a continuación.

Kalashnikov se pasa a los robots

La inteligencia artificial está actualmente en boca de todos. Ya te avanzamos que dos máquinas tuvieron que ser desconectadas tras haber creado su propio lenguaje, pero el robot que te traemos hoy te parecerá igual de inquietante o más.

Seguro que, en alguna ocasión, has escuchado el nombre de la empresa Kalashnikov, conocida mundialmente por haber creado el fusil de asalto AK-47. Esta corporación rusa ha sabido ver en la inteligencia artificial su nueva mina de oro y la ha utilizado para crear su nueva arma de combate.

Lejos de lo que pudieras pensar, este objeto no se trata del típico fusil de guerra, sino que es un auténtico robot asesino. Así podríamos definir a la máquina desarrollada por Kalashnikov, caracterizada por una inteligencia artificial que le permitirá ser uno de los participantes más listos en el campo de batalla.

El robot de Kalashnikov es capaz de elegir sus objetivos y el momento del ataque. FayerWayer

Que los robots destacan por su inteligencia no es algo que te descubramos nosotros ahora, pero la de esta máquina va un paso más allá. Según PCMag, el robot desarrollado por Kalashnikov es capaz de decidir a qué objetivo debe disparar cuando se encuentra luchando. Además, también sabe detectar si es el momento adecuado para atacar o no.

La empresa rusa, consciente de las grandes alegrías que pueden darle estos robots en el mercado, ha diseñado varios modelos, tantos aéreos como terrestres. Si te preguntas qué arma utilizan estas máquinas para atacar, te adelantamos que todo se queda en casa, ya que disponen de ametralladoras pesadas del modelo Kalashnikov PK.

Descubre los impresionantes drones suicidas y su función en la nueva guerra

El grupo ruso ha confirmado que va a mostrar más productos automatizados durante este año, dentro de una nueva estrategia empresarial. Pero, ¿quién asegura que estos robots no fallen con su objetivo en alguna ocasión? Esta es la misma duda que nos surge con la siguiente arma de guerra.

Los drones suicidas, el arma de moda

Está claro que la tecnología está facilitando el paso hacia nuevas armas de combate que permitirán salvar la vida de muchos soldados. Durante la historia, se han dado múltiples ataques de kamikazes que perdían su vida al atacar al objetivo. Ahora, la llegada de la tecnología a la guerra evitará esto.

Algunos gobiernos están apostando por el desarrollo de drones suicidas que explotan en cuanto entran en contacto con su objetivo. No, esto no es un proyecto imaginario, ya que está siendo utilizado actualmente por países como Estados Unidos, China, Turquía e Irán, entre otros.

Como leemos en BBC, China acaba de presentar uno de sus dispositivos más avanzados. El dron CH-901 es capaz de volar a más de 144 km/h y, aquí viene lo interesante, dispone de una cabeza con una sorpresa en forma de explosión.

Los drones suicidas llevan un paso más allá la aplicación de la tecnología en la guerra. El Comercio

Este dron no necesita que nadie le diga cuándo atacar, ya que, en cuanto colisione con su objetivo, explotará con gran potencia. Tal y como mencionamos anteriormente, estos vehículos aéreos no tripulados están cambiando la forma de hacer guerra, ya que Estados Unidos ya los utiliza para atacar al Estado Islámico.

Las armas láser ya no solo serán conocidas por Star Wars

Ya has comprobado que la tecnología ha permitido mejorar las armas tanto por tierra, con el robot de Kalashnikov, como por aire, con estos drones suicidas. Sin embargo, este último terreno va a ser reforzado también por el nuevo descubrimiento de Estados Unidos.

Las armas láser no son solo cosa de la saga de Star Wars. Si eres un fanático de estas célebres películas, te encantará conocer el nuevo integrante del ejército estadounidense.

El láser todopoderoso

El gran presupuesto militar con el que cuenta Estados Unidos le permite ser uno de los países a la cabeza en este apartado. El armamento con el que cuenta el ejército estadounidense es impresionante y seguro que hay muchos dispositivos que nunca llegaremos a conocer.

Una demostración clara de la potencia de Estados Unidos es la nueva arma que ha vuelto a presentar al mundo hace unos días. La espada láser de Darth Vader se queda en un simple juguete si la comparamos con el láser desarrollado por el país americano.

La primera exhibición de fuerza por parte de la Armada de EE.UU fue hace dos años, cuando mostraron este increíble láser por primera vez:

Según leemos en InfoBae, Estados Unidos ha mostrado el láser de alta energía integrado en el helicóptero Apache AH-64. Esta arma ha sido probada en Nuevo México, demostrando su capacidad para atacar desde diferentes alturas y velocidad. ¿Imaginas cuánto puede costar esto al gobierno de Estados Unidos?

Como reporta Unocero, la súper arma láser ha tenido un precio de 40 millones de dólares para las arcas del país. Además, cada disparo láser cuesta un dólar. El alto precio se entiende si conocemos desde qué distancia puede atacar este objeto todopoderoso.

El arma láser de Estados Unidos puede dirigir la energía desde 1,4 kilómetros. Esto por el momento, ya que Estados Unidos sigue trabajando para aumentar su potencia. Con este nuevo inquilino del ejército, la competencia para estar a la cabeza con el armamento más moderno se intensifica.

Los robots inteligentes de Rusia, los drones suicidas de China y el arma láser de Estados Unidos son solo algunas de las miles de armas que cuentan con la tecnología más avanzada para permitir el nacimiento de una nueva forma de hacer guerra.